CSIF insta a Educación a desarrollar la ley de autoridad del profesorado y exige un protocolo para actuar ante agresiones
El sindicato lanza una campaña para mejorar la convivencia en las aulas
17 de Octubre de 2018

CSIF ha lanzado una campaña por la mejora de la convivencia en las aulas. En los mensajes advierte de la necesidad de implicar a docentes, administración, familias y alumnado en la mejora de la convivencia, “que es tarea de todos”. La central sindical también considera necesario que Conselleria de Educación desarrolle la Ley de Autoridad del Profesorado.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que esa legislación, de diciembre de 2010, “debe adaptarse a la realidad actual y detallar un protocolo de actuación para que el personal docente se sienta plenamente respaldado por la Administración”. El sindicato, en esta línea, apunta que los servicios jurídicos de la Generalitat deberían actuar de oficio ante cualquier agresión y reclama más medidas de prevención.

CSIF, en el vídeo de concienciación que encabeza la campaña, subraya que “los conflictos destruyen la convivencia” y hace hincapié en situaciones derivadas de “la falta de respeto al profesorado”. A este respecto la central sindical apunta que el decreto 39 de 2008 que regula la convivencia resulta insuficiente, e insiste en que “resulta necesaria más prevención en el uso de nuevas tecnologías”.

El sindicato, que en un informe presentado a nivel nacional semanas atrás explicaba que el 90% de docentes convive con situaciones de violencia en los centros, reclama una reducción del horario lectivo a los profesionales. La central sindical explica que de este modo podrían dedicar más tiempo a formación y a disponibilidad para atención indirecta, con el fin de prevenir episodios de violencia que puedan afectar al alumnado.

La central sindical insistirá, durante esta campaña, en que “la convivencia es tarea de todos”. Lo hará, sobre todo, por medio de vídeos que llaman a la concienciación y que divulgará entre el personal docente y en los centros. Además, insistirá a la Administración en que desarrolle y aplique las medidas necesarias para fomentar y proteger esa convivencia.