CSIF PIDE CAMBIOS EN LA NORMATIVA SOBRE JORNADA CONTINUA
La mayoría del 55% del total del censo o los 3 años sin poder volverla a solicitar en caso de no prosperar, son aspectos a corregir en un futuro.
22 de Mayo de 2018

Durante el mes de abril hemos podido seguir de cerca las votaciones que los centros han realizado sobre la jornada continua. Algunos de ellos han logrado la mayoría necesaria en la votación de los padres para poder instaurarla, sin embargo, otros, no lo han conseguido debido al porcentaje del 55% exigido por Conselleria.

Hay algo muy cuestionable en este porcentaje y sistema de votación y es que claramente el voto del NO tiene mucho más valor que el voto del SI. El voto de la persona que quiere votar SI tiene que ir al centro, o mandar su voto por correo o personarse en la dirección del centro a entregar su voto para poder contribuir en la suma del porcentaje de los votos positivos, sin embargo, el voto del NO no tiene que hacer nada puesto que simplemente el hecho de no tener constancia de nada implica que su voto es negativo y así cuenta en el porcentaje final. También hay que tener en cuenta que una persona cuyo voto por correo no ha llegado a tiempo, o cualquier otra persona que por circunstancias laborales no ha podido acudir a votar aunque su intención fuera si, cuentan como un no. A simple vista, se observa un claro agravio comparativo entre los votantes de una opción y los votantes de la otra. Los votos deben tener el mismo valor y en función de ese valor alcanzar o no una mayoría establecida. Por lo tanto, los que escojan la opción de votar que no, deberían ir a manifestarlo con su papeleta igual que así se les obliga a los del sí para que su voto sume.

A toda esta situación ya desventajosa, se une la triste consecuencia de que los centros que no obtengan ese porcentaje, deben esperar 3 años para poder volver a solicitar la jornada continua. Es una situación muy injusta ante la necesidad de obtener una mayoría muy desfavorecedora para los votantes del SI.

Desde nuestro sindicato ya se ha realizado la correspondiente reclamación a Conselleria para que ese 55% necesario en los centros para poder adoptar la jornada continua, después de un largo proceso y de los diferentes filtros por los que tiene que pasar para llegar a la votación de los padres, sea de los votos emitidos. Esta opción, mucho más democrática, dotaría a este proceso de votación de la seguridad y la legitimidad necesaria para estar conforme con los resultados y no sentirse defraudado por un proceso injusto.