CSIF EXIGE A CONSELLERIA QUE MEJORE LAS CONDICIONES DE LOS DOCENTES ITINERANTES
El sindicato considera fundamental una mejora de la Orden 44/2012 de 11 de julio que regula las itinerancias.
21 de Febrero de 2018

Según la ORDEN 44/2012, de 11 de julio, de la Conselleria de Educación, Formación y Empleo, por la que se regula el régimen aplicable al profesorado que presta servicios en más de un centro docente público de enseñanza no universitaria de titularidad de la Generalitat, la reducción horaria por los desplazamientos será dentro del horario complementario del docente.

Al aplicar estas reducciones horarias sólo en las complementarias, los equipos directivos tienen muchos problemas a la hora de confeccionar los horarios del profesorado itinerante. Algunos equipos directivos de colegios rurales agrupados nos manifiestan que es imposible aplicar esta compensación horaria, ya que no queda horario para que estos docentes tengan horario para atención a padres, claustros, cocope, ciclos, formación en centros…Con la puesta en marcha en algunos CRAs de la jornada continua este problema se ve agravado y se encuentran con dificultades para elaborar un horario donde el profesorado itinerante disponga de horario complementario para todas las actividades mencionadas, para atender las actividades extraescolares establecidas y además teniendo en cuenta que deben aplicarle una reducción horaria en complementarias de mínimo 2 horas.

Por todo ello CSIF pide a la Conselleria de Educación que la reducción horaria semanal del docente con desplazamientos, pueda ser o bien del horario complementario o bien del horario lectivo según las necesidades del centro, ayudando así en la elaboración de unos horarios que favorezcan los espacios de coordinación entre docentes. Esta propuesta fue llevada a la última junta de personal del 29 de enero por parte de CSIF.

CSIF también insta a la Administración para que mejore las condiciones de los itinerantes en cuanto a remuneración económica por kilómetro realizado, así como que el cómputo total de kilómetros sea según los trayectos reales realizados por parte del docente. A nivel económico sigue pagándose al profesorado itinerante a 19 céntimos por kilómetro realizado, una indemnización que lleva muchos años sin actualizarse. Pero la situación más agravante es que la normativa dice que cuando en el mismo día el docente deba desplazarse entre varios centros, sólo se computará el trayecto de ida entre el centro de adscripción y el más alejado del mismo. Por este motivo, el profesorado itinerante realiza muchos más kilómetros entre sus aularios de trabajo, de los que realmente se le computan a efectos de liquidación.

Especialmente grave es la situación de los itinerantes de algunos colegios rurales agrupados, donde la distancia entre aularios es en algunos casos considerable. Por ello la Administración debería compensar debidamente a estos maestros para potenciar la escuela rural y que estos docentes tengan un motivo más para no cambiar de destino.