CSIF plantea diversas medidas para la mejora de la propuesta de ley que regula y promueve el plurilingüismo en el sistema educativo valenciano
El sindicato considera que una única opción lingüística por centro aumentaría el riesgo de supresiones de docentes y restaría libertad de elección a las familias. Además apuesta porque la formación lingüística exigida compute dentro del horario lectivo docente.
09 de Enero de 2018

Después de desarrollarse en el día de ayer la comisión de educación de las Cortes, CSIF en la línea de las propuestas realizadas el pasado mes de octubre sigue planteando diversas medidas a Conselleria de Educación para mejorar la propuesta de ley que regula y promueve el plurilingüismo en el sistema educativo valenciano.

El sindicato considera fundamental que los centros puedan optar por dos líneas lingüísticas, de manera que puedan convivir perfectamente una con más horas en valenciano con otra con más horas en castellano. Con la actual propuesta esto no sucede, de modo que muchas familias deberán cambiar a sus hijos de centro o matricularlos en una opción lingüística diferente a su preferencia, además de aumentar el riesgo de supresiones de docentes al dejar de funcionar algunas líneas.

CSIF muestra su disconformidad con el artículo 12 de esta propuesta de ley, que implica que las acciones preferentes de Conselleria en cuanto a profesorado, materiales o promoción de actividades irán destinadas, prioritariamente, a centros con más horas lectivas en valenciano. Entendemos que esas acciones preferentes deberían de establecerse según las necesidades reales de cada centro, y no en función de la lengua escogida.

El sindicato discrepa igualmente del artículo 11, de donde se deduce que Conselleria promoverá que los centros opten por la mínima carga lectiva en castellano, es decir, un 25% del total. Estas medidas hacen que cada vez sea menos atractiva la elección de horas lectivas en castellano. Desde CSIF pedimos igualdad de trato para las dos lenguas oficiales de nuestra Comunidad y que cada comunidad educativa elija libremente y en igualdad de condiciones la lengua vehicular de sus centros educativos.

CSIF sí que urge a que Conselleria haga efectiva, tal como proclama en el artículo 27, una oferta formativa para el personal docente que esté a la altura, en cantidad y calidad, de un C1 en inglés, que es el nivel que se pedirá en un futuro para la obtención de la competencia lingüística en inglés. CSIF apuesta porque esta formación compute dentro del horario lectivo, debido a que los docentes están realizando actualmente un gran esfuerzo dentro de su tiempo personal para obtener estas titulaciones tan exigentes.