CSI·F inicia una campaña para que se defina un CATÁLOGO DE ENFERMEDADES PROFESIONALES relacionadas con la enseñanza
12 de Diciembre de 2012

Todos los docentes sabemos que hay una serie de dolencias asociadas con nuestra profesión:

  • Enfermedades otorrinolaringológicas: afonías, disfonías, trastornos de la voz, etc.
  • Enfermedades osteomusculares: pinzamiento de hombro, tunel carpiano, tendinitis, dolores de espalda, etc.
  • Enfermedades psíquicas y nerviosas: estrés, ansiedad, depresiones, síndrome del quemado (burnout), etc.
  • Enfermedades infecciosas: al impartir clase en recintos cerrados y con personas que aún no han desarrollado su sistema inmune por completo nos exponemos a un riesgo de contraer enfermedades infecciosas mayor que el del resto de la población.

CSI·F considera imprescindible que la Administración defina un catálogo de enfermedades profesionales asociado con la función docente y ha presentado un escrito en Conselleria solicitando que se tomen las medidas necesarias para impulsar la creación.

Este católogo permitiría desarrollar planes de prevención de riesgos laborales específicos para cada tipo de enfermedad y clarificar qué bajas médicas están cubiertas con el 100% del salario. Al no estar definido un catálogo de enfermedades profesionales a los docentes se nos aplica con todo rigor el Decreto 20/2012 que implica una disminución del salario percibido en caso de baja (50% los 3 primeros días de baja y el 75% del cuarto al vigésimo día de baja).

Además, Hacienda no está aplicando correctamente el Decreto y aunque en el parte de baja conste que es debido a una intervención quirúrgica, hospitalización, o riesgo de embarazo está descontando también en estos casos parte del salario.
El Decreto 20/12 reconoce que se debe pagar el 100% del salario en estos casos por lo que CSI·F insta a los afectados por este caso a presentar un escrito en la Dirección Territorial donde tienen su destino reclamando el importe que se les ha descontado. El escrito debe ir dirigido al Negociado de Nóminas. Si la baja es por riesgo de embarazo aconsejamos solicitar un informe previo al INVASAT que ratifique el riesgo de embarazo y adjuntarlo a la solicitud.

Os recordamos que nuestro gabinete jurídico ha preparado un modelo de reclamación para los afiliados que quieren solicitar la devolución de los importes descontados. Si estás afectado por esta situación puedes pedir una cita con nuestra asesoría jurídica.

Ver Galería