CSIF lamenta el decreto del Consell que permite a los ayuntamientos nombrar policías locales interinos
La central sindical reclama una profesionalización de los agentes como funcionarios de carrera
06 de Junio de 2018
Francisco Peñalosa, presidente de CSIF Administración Local

Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) como miembro de la Comisión de Coordinación de Policía Local de la Comunidad Valenciana, lamenta la decisión del Consell por el que se convalida el Decreto, que permitirá a los Ayuntamientos nombrar personal funcionarios interinos en sus cuerpos de Policía Local con la categoría de Agente hasta el 31 de noviembre de 2018, en casos de exceso o acomulacion de tareas.

Desde el inicio del proyecto de Ley, ahora en vigor, hemos apostado desde CSIF, por una Policía Local profesional, moderna y que se ajuste a las exigencias que reclama la ciudadanía, una policía al mismo nivel que el resto de FFCCSS, pero ello solo es posible, con una profesionalización de su personal, que solo se consigue mediante personal funcionario de carrera.

El Decreto Ley que ahora aprueban las Cortes nos hace retroceder en el tiempo y no transmite a los Ayuntamientos el mensaje que la Ley pretendía; “Calidad en el servicio Policial”, en algunos casos los Ayuntamientos han gestionado de manera no adecuada su Policía Local, a través de una inexistente política de seguridad pública, donde el trabajo policial se ha basado en una imagen superflua, donde no se analiza la eficacia y eficiencia de su trabajo y no se consigue por tanto optimizar los recursos de los que se disponen.

Esta misma línea política de gestión, es la que ahora sigue presionando para no abandonar el modelo antiguo, sencillo, fácil, superficial y poco perfil técnico de Policía, que pretendemos mejorar. La nueva Ley, proporciona instrumentos suficientes para dar respuesta a las demandas de los municipios que requieran aumento puntual de sus plantillas, pero eso exige de un esfuerzo de alcaldes y jefaturas en mejorar la organización y planificación.

En definitiva, se trata de crear y desarrollar políticas de seguridad pública, que planifiquen con anticipación estas situaciones. Desde la aprobación de la Ley en enero, en el mes de mayo, cuando algunos municipios, se plantean su problema con el aumento puntual de población, cuando por otro lado algunos otros municipios, sí han sabido dar respuesta al problema y con la Ley en la mano, ya han firmado convenios bilaterales para el intercambio de agentes en esos momentos puntuales.

Somos conscientes de las dificultades iniciales de algunos municipios, para dar respuesta a sus problemas, pero deben de realizar el esfuerzo y adecuarse a la norma. El Decreto ahora convalidado es un pequeña prorroga, un paso atrás, que esperemos por lo menos sirva para coger impulso, que pondrá de manifiesto, pasado el verano, el número real de ayuntamientos que requería de tal urgente intervención.

Desde CSIF, apostamos por la Ley de Coordinación, por la profesionalización del colectivo, por la consolidación del personal interino y por la mejora de la profesión en general que pretende la norma. Por todo ello solicitamos a la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias que vele de forma adecuada por el cumplimiento de la norma, que supervise de manera efectiva las funciones que se les encomienda al personal nombrado interino en base a este Decreto Ley, Policía Administrativa, Medio Ambiente, Transito y Seguridad Vial, medidas o procedimientos actuales de provisión de plazas y que establezca un canal efectivo de comunicación con los Ayuntamientos y Jefaturas para que las directrices e instrucciones en las materias que se elaboren, lleguen a su destinatario final y puedan ser cumplidas, facilitando la implementación de la Ley en los distintos Cuerpos de Policía Local.

Así mismo desde CSIF reivindicamos que está medida temporal y excepcional, como bien dice hasta el 31 de diciembre de 2018, pues como es sabido estamos a la espera del Decreto de la Jubilación Anticipada, no sea cosa que con está excusa la medida se prolongue por el tiempo.

Estamos para sumar.