RECHAZO JUDICIAL A LAS EXTENSIONES DE SENTENCIA DEL ESPECÍFICO: Las cosas tal y como han sucedido. . .
14 de Diciembre de 2010

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo, a quien funcionarios y sindicatos habían solicitado la extensión de sentencia sobre el cálculo del complemento específico en el 2007, está rechazando la extensión, mediante auto no recurrible, al entender que hay una sentencia del Tribunal Superior de Justicia que, sobre el fondo del asunto, le da la razón a la Generalitat.

No nos inventamos nada; para comprobarlo, puedes hacerlo incluso en la web de UGT: http://www.fspugtpv.org/fsp/media/desestimacionsentencia.pdf

El Juez ha rechazado, con una fundamentación idéntica, varias solicitudes de extensión, por lo que cabe deducir que no será posible que se admitan unas y rechacen otras; además, lo más probable es que, tras varios autos motivados, en breve el Juzgado inadmita las restantes solicitudes que le hayan sido presentadas, por haber desestimado solicitudes iguales.

¿Qué es aconsejable hacer ahora?

Habiendo decidido el Juzgado no apoyar nuestras pretensiones, lo mejor es evitar males mayores. Si has presentado solicitud de extensión y te la han desestimado mediante auto, ya no existen más instancias judiciales: la solicitud ha sido denegada.
Si no te la desestiman, sino que la inadmiten, sería posible recurrir ante el TSJ dicha inadmisión; pero, teniendo en cuenta que precisamente el Juez se apoya en la argumentación del TSJ favorable a la Administración, no sólo seguiría desestimada, sino que probablemente te condenarían en costas.
Si no has presentado aún la solicitud (había plazo hasta junio para hacerlo), es mejor que no la presentes: el Juez no condenará en costas a nadie que la presentara con anterioridad (no se sabía cuál iba a ser su decisión), pero actualmente, y habiéndose pronunciado sobre el fondo, sí habrían costas.

Resumiendo: tras el rechazo judicial a las extensiones, y para evitar posibles costas procesales, es mejor no recurrir ni presentar nuevas solicitudes.

¿Qué valoraciones hace CSIF de lo sucedido?

Seguimos considerando que el Juzgado debería haber aceptado, y discrepamos sobre el motivo para rechazar las solicitudes; a pesar de haber jurisprudencia en contra del TSJ, ésta no es en un recurso sobre unificación de doctrina. La aprobación de la extensión de sentencia sobre el específico a todo el colectivo de los empleados públicos de la Generalitat no sólo era jurídicamente impecable, sino algo justo y equitativo.

Aún así, debemos aceptar, tal y como dijimos en julio, que las sentencias de distinto sentido en este tema era un obstáculo para su aprobación, y el Juez ha decidido no contrariar la argumentación del TSJ.

Distintos objetivos sindicales

Por otro lado, no podemos dejar de valorar las actuaciones de otras organizaciones sindicales.
Mientras el objetivo de CSIF es informar a los empleados públicos y defender sus derechos, el objetivo de otros sindicatos ha sido sólo el de "hacer caja" a costa de los bolsillos de los funcionarios.
En julio adquirió firmeza la sentencia que se pretendía extender; nosotros, antes de hacer ningún tipo de comunicado precipitado, reunimos la información, la analizamos, y la pusimos a disposición de todo el mundo; ya entonces decíamos que el TSJ fallaba a favor de la Generalitat, y que este asunto era difícil.
En septiembre, pusimos el modelo de solicitud a disposición de todos, y nos ofrecimos para llevárselo a quien quisiera gratuitamente(gratuito para afiliados, y se hubiera cobrado un máximo de 30 euros en el supuesto de alcanzar un resultado favorable); gratis, por dos razones: por las dificultades económicas por las que atravesamos los empleados públicos (gracias a los distintos gobiernos que padecemos), y por que, al ser un asunto de difícil resolución, nos negamos, por principio, a "hacer caja" con los funcionarios.
Para evitar colapsar el Juzgado, y no arriesgarse a una condena en costas, presentamos ante el Juez sólo parte de las solicitudes que recogimos; habiendo plazo hasta junio, nos daba tiempo a presentarlas todas en caso de resolución judicial positiva, e incluso a negociar con la Administración la aplicación de oficio a todo el mundo (funcionarios y laborales).
Una vez sabemos que el Juez dice no, hacemos lo que siempre: informar a todos, e intentar evitar cualquier perjuicio a los empleados.

¿Qué hicieron UGT y STAS(Intersindical/IGEVA/ocomosellamenahora)?

Lo primero, dar información errónea y precipitada (UGT decía que el TSJ había fallado a favor, cuando no existe ninguna sentencia del TSJ favorable a los empleados en este tema; STAS guardaba la información para sí, negándosela a los funcionarios, no se sabe si para hacer caja, o porque los considera incapaces de pensar por sí mismos).
Y lo segundo, solicitar dinero, al estilo de "yo no te doy el modelo ni copia de la sentencia, tú dame tus datos y algo de pasta, y ya te lo hago yo todo, que esto está ganado".
Cuando vieron que nosotros, que sí tenemos voluntad de servicio, dábamos información, fueron incluso un poco más allá. STAS dijo que "algún Sindicato había querido sembrar dudas sobre la seriedad de su campaña sobre extensiones de Sentencia”, y UGT comento: “…que las sentencias desestimatorias se habían producido porque los recurrentes lo habían planteado mal, y quien había planteado la demanda en términos sencillos y claros, lo había ganado”.

No sabemos cómo de serios son en el STAS (su campaña sí lo era, su actitud nos deja alguna duda al respecto...)
Tampoco sabemos si UGT, ahora, tal vez pedirá disculpas por haberlo planteado mal (ya que, según ellos mismos, se ganaba seguro si se planteaba bien).

En conclusión:

- El Juzgado rechaza las extensiones de sentencia por existir jurisprudencia en contra del TSJ.
- Es aconsejable no recurrir la posible inadmisión de las solicitudes ya presentadas, ni presentar nuevas solicitudes, para evitar posibles condenas en costas judiciales
- Sobre la actitud de unos y otros sindicatos, hacemos nuestras las palabras de UGT en su último correo: "cada cual es libre de opinar lo que crea oportuno"