Un paso adelante más en la igualdad
30 de Julio de 2018

La Sentencia dictada por la Sala Cuarta del Tribunal Supremo en la que unifica doctrina acerca de la carga de la prueba de la existencia de riesgo en periodo de lactancia, dispone que la empresa ha de evaluar los riesgos que presenta el puesto de trabajo de una trabajadora en periodo de lactancia, de lo contrario, se produce una discriminación por razón de sexo.

Esta sentencia supone un paso más hacia la igualdad, y la eliminación de todo tipo de discriminación por razón de sexo ya que invierte la carga de la prueba, y ahora es la empresa, no el trabajador, la que debe probar la inexistencia del riesgo.

En caso de trabajo a turnos o con horarios y jornadas que impidan la alimentación regular del menor, es necesario tomar en consideración la efectiva puesta a disposición de la trabajadora de las condiciones necesarias que permitan la extracción y conservación de la leche materna. No cabe, pues, limitar la perspectiva de la presencia de riesgos a la exposición a contaminantes transmisibles por vía de la leche materna, porque con ello se estaría pervirtiendo el objetivo de la norma que pretende salvaguardar el mantenimiento de la lactancia natural en aquellos casos en que la madre haya optado por esa vía de alimentación del hijo.

ARTÍCULO CINCO DÍAS: La empresa asume la carga de probar la inexistencia de riesgo durante la lactancia