CSI.F TE INFORMA: Mayor control de las bajas médicas
29 de Diciembre de 2011

Desde el día 26 de noviembre, en toda España excepto en Cataluña, el Instituto Nacional de la Seguridad Social o, en su caso, el Instituto Social de la Marina, durante los primeros 365 días de la situación de incapacidad temporal, que es su duración máxima normal, podrán dar el alta médica a través de sus propios médicos, o mediante los inspectores médicos que tengan adscritos.

Con la particularidad de que, una vez expedida el alta, serán las citadas entidades las únicas competentes para emitir una nueva baja médica, si se produce en un plazo de ciento ochenta días siguientes a la citada alta por la misma o similar patología.

En consecuencia, ya no procede que los facultativos adscritos al Instituto Nacional de la Seguridad Social o al Instituto Social de la Marina comuniquen sus intenciones de alta médica o formulen propuestas de alta ante la Inspección Provincial de Servicios Sanitarios de la Seguridad Social u órgano equivalente del respectivo Servicio Público de Salud. Cosa que debían hacer hasta ahora y que ha sido cambiada por la Ley que en septiembre estableció la última reforma laboral, la cual facultó a la Secretaría de Estado de la Seguridad Social para establecer cuándo y en qué parte del territorio español sería efectiva la medida.

Eso no elimina las demás y lógicas posibilidades de dar las altas médicas que siguen teniendo los médicos de los Servicios Públicos de Salud y los inspectores médicos de los mismos Servicios.

La medida constituye un mayor control administrativo de las situaciones de incapacidad temporal. Al parecer porque médicamente no puede llevarse o no se lleva bien el citado control. Lo cual no se compadece con que se prohíba emitir altas por contingencias comunes a los médicos de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales, las cuales aun habiendo mostrado interés en llevar ese control en los casos en que tienen concertado el pago de la prestación, las únicas facultades que tienen son realizar reconocimientos médicos y propuestas de alta a los Servicios Públicos de Salud, y a la propia entidad gestora.