CSI.F TE INFORMA: Se agiliza el proceso de impugnación de las altas médicas
27 de Diciembre de 2011

Con la entrada en vigor el pasado 11 de diciembre, la ley reguladora de la jurisdicción social, los procedimientos de impugnación de las altas serán más rápidos.

Las novedades son que se exceptúan de la obligatoriedad de reclamación previa ante la entidad emisora los que sean por altas dadas por resolución administrativa debida al agotamiento de la prestación por incapacidad temporal por haber durado 365 días; mientras que cuando el alta sea por otro motivo hará falta reclamación previa, pero la misma no se interpondrá en el plazo de 30 días, sino en el de 11 días desde la notificación de la resolución, y la contestación a la misma habrá de hacerse en 7 días, entendiéndose desestimada una vez transcurrido dicho plazo (antes era de 45 días).

Y, en todos los procesos de impugnación de altas médicas el plazo general de interposición de la demanda ha pasado de 30 a 20 días, que cuando no sea exigible reclamación previa, se computará desde la adquisición de plenos efectos del alta médica o desde la notificación del alta definitiva acordada por la entidad gestora.

En resumen: se ha dado mayor agilidad a los procesos para evitar problemas a los trabajadores y a las empresas, siendo urgente y de tramitación preferente el proceso judicial. Tanto es así que el acto de la vista habrá de señalarse dentro de los cinco días siguientes a la admisión de la demanda, y la sentencia, que no tendrá recurso, se dictará en el plazo de tres días limitándose sus efectos al alta médica impugnada, sin condicionar otras cuestiones como las relativas a la contingencia (común o profesional), la base reguladora, las prestaciones derivadas o cualquier otro extremo