DESDE CSI.F EXIGIMOS a los "candidatos" que no se vuelva a penalizar a los empleados de las administraciones públicas
17 de Octubre de 2011

El sindicato considera que no se pueden aplicar más recortes ni congelaciones al colectivo de trabajadores que mayor sacrificio está realizando durante los últimos dos años.


La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) pide a los candidatos que no barajen la posibilidad de aplicar nuevos recortes a los empleados de las distintas Administraciones Públicas.

CSI·F señala que, dejando aparte la trágica situación de cerca de 5 millones de desempleados, el colectivo de funcionarios, laborales y estatutarios españoles es el que más sacrificios está realizando durante la crisis que nos azota.

El sindicato independiente recuerda que los empleados públicos vieron rebajadas sus retribuciones un 5% de media durante el 2010 y que luego esta gravosa situación multiplicaba sus efectos quedando congeladas las nóminas para todo el 2011.

Pero no terminaron ahí los recortes de los empleados públicos que vieron empeoradas sus pagas extras, disminuida escandalosamente la tasa de reposición o minorada su productividad y otras retribuciones complementarias.

CSI·F señala que esta política equivocada se extiende por doquier y da miedo mirar a nuestro alrededor y ver los recortes en plazas y sueldos de funcionarios en Cataluña o la eliminación de las pagas extras en Portugal.

Además, sufrimos por boca de políticos, empresarios y algunos periodistas pesebreros, una delirante campaña de desprestigio trufada de mentiras y calumnias que pretendían denigrar al colectivo y el magnífico trabajo que realizamos al servicio de los ciudadanos.

Mientras que los funcionarios, laborales y estatutarios sufríamos esta situación, otros sindicatos y la patronal firmaban una subida salarial en los Convenios Colectivos de empresas privadas de entre un 1’5% y un 2’5% para 2011 y 2012.

CSI·F afirma que no debe haber congelación salarial el próximo año, que se deben reactivar las ofertas de empleo y que los funcionarios, laborales y estatutarios tienen que empezar a recuperar ya poder adquisitivo.