El programa de gestión de los juzgados no funciona
25 de Febrero de 2011

Continuos fallos informáticos en el programa Cicerone hacen imposible el trabajo en los juzgados, y provocan retrasos. El programa informático Cicerone lleva de cabeza a los funcionarios, sin que los técnicos aclaren que es lo que ocurre. Esto está conllevando tremendas pérdidas de tiempo, retrasos en los juicios, cambios de sala porque los sistemas no funcionan, etc...

Desde CSIF hemos exigido a la Dirección General de Justicia que ponga fin a este desastre informático, y que el trabajo en los juzgados se pueda realizar con eficiencia.

Cuando no falla una cosa, falla otra, y la situación de la justicia es así caótica.