Trabajadores de las universidades madrileñas se concentran por la reducción de la temporalidad del personal de administración y servicios
22 de Junio de 2017

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, se ha concentrado hoy junto a los sindicatos CCOO y UGT ante los rectorados de las seis universidades públicas madrileñas contra la precariedad y en defensa de la estabilización del personal de administración y servicios (PAS) de las universidades públicas.

A instancias del Gobierno, y en contra del criterio de las organizaciones sindicales, el personal de las Universidades Públicas quedó inicialmente excluido de la oferta pública de empleo prevista en el Acuerdo para la Mejora del Empleo Público, firmado el pasado 29 de marzo por Gobierno y sindicatos.

Tanto CSIF como las otras dos organizaciones sindicales consideran que esta exclusión no está de ninguna manera justificada y evidencia un desconocimiento absoluto de la realidad universitaria, donde la necesidad de estabilidad de las plantillas no se refleja tanto en la temporalidad de las contrataciones, sino en la precariedad y en la duración determinada de las mismas.

"La estabilización de las plantillas de Personal de Administración y Servicios (PAS) y Personal Docente e Investigador (PDI) es una necesidad vital para las Universidades Públicas, con independencia de si las contrataciones son temporales o adoptan otras modalidades de contratación no permanentes que no se dan en el resto de administraciones", señala el comunicado conjunto, en el que se recuerda que se logró introducir en los Presupuestos para 2017 la estabilización del PDI pero no del PAS.

CSIF, junto con CCOO y UGT, considera que esta exclusión del PAS de la vía de la estabilización laboral es "absolutamente irracional e injusta", y que debería ser subsanada durante la tramitación y aprobación final del Proyecto de Ley PGE 2017 por parte del Senado.

Por todo ello, solicitan que se emprendan las actuaciones precisas para que las universidades públicas, junto con el conjunto del sector educativo, sean incluidas de manera inmediata dentro del ámbito de aplicación del Acuerdo para la mejora del Empleo Público para reducir la temporalidad y la precariedad en la universidad.

Igualmente, exigen la eliminación de la vinculación de la tasa de reposición a la oferta de empleo público, con el objeto de garantizar la cobertura de las necesidades reales de personal de las Universidades Públicas y poder así garantizar el desarrollo de una enseñanza superior con la calidad que la sociedad merece y demanda.