CSIF rechaza que se sume a centros privados a la estrategia de vacunación mientras se infrautilizan recursos públicos municipales y autonómicos
- Malestar en Madrid Salud y en centros de Atención Primaria por no poder ayudar en la vacunación
15 de Mayo de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha recibido con sorpresa e indignación la noticia de que la Comunidad de Madrid pagará a 38 centros sanitarios privados para que refuercen la vacunación, cuando los centros de Atención Primaria de la Comunidad y los centros municipales de Madrid Salud están infrautilizados pese a que cuentan con personal preparado para vacunar.

Desde CSIF lamentamos la infrautilización de los recursos municipales como son los centros y trabajadores de Madrid Salud, mientras se potencian los acuerdos con la privada. “En Madrid Salud está todo el personal indignado, con las neveras llenas de Astra Zeneca paralizadas y con los brazos cruzados”, asegura Javier Melero, delegado de CSIF en Madrid Salud, servicio municipal que cuenta con 17 centros repartidos por la ciudad. Asimismo, no entendemos que se alegue que estos contratos son necesarios y, sin embargo, se vuelva a menospreciar a los profesionales de los centros de salud, cuyos servicios de urgencia permanecen cerrados desde hace más de un año.

"Con la excusa de que es necesario reforzar la vacunación se vuelve a hacer un contrato y a dar dinero público a las empresas privadas, cuando todo depende de las vacunas que lleguen en cada momento. Una vez más infrautilizan los servicios públicos”, ha señalado la presidenta de CSIF Sanidad Madrid, África Díaz.

“En cambio, en los hospitales sí se permite reforzar campañas para vacunar durante 24 horas, todos los días de la semana, festivos incluidos, pidiendo voluntarios a los profesionales y pagando horas extras. ¿Por qué no se hace lo mismo con la atención primaria? ¿Por qué menospreciar de manera continuada a la atención primaria?”, se pregunta Díaz, que además subraya que la propuesta que ha presentado la Consejería de Sanidad de un plan de mejora de Atención Primaria “no convence a nadie, al no tener nada que ver con el presentado en septiembre pasado”.

CSIF considera que no es necesario el refuerzo con la sanidad privada para vacunar porque según han ido llegando vacunas, se han ido administrando a la población, dándose casos como que ante la escasez de viales ha habido que reordenar los recursos humanos porque había más profesionales que vacunas. “No hay nada que justifique de manera imperiosa un contrato a la sanidad privada. La pública ha demostrado que es capaz de organizarse”, ha dicho África Díaz.