CSIF ya pidió hace dos semanas al consejero de Sanidad confinamientos selectivos para frenar la expansión del virus
16 de Septiembre de 2020

La Comunidad de Madrid prevé "confinamientos selectivos de las zonas con mayor influencia" de Covid, según ha anunciado este miércoles el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero. Esta decisión se toma tras la petición del sector de Sanidad de Madrid de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), que hace dos semanas pidió a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid medidas drásticas para frenar la expansión del virus, entre las que propuso confinamientos selectivos.

En una carta remitida al consejero, Enrique Ruiz Escudero, el pasado 4 de septiembre, CSIF le propuso la posibilidad de llevar a cabo confinamientos selectivos en barrios o comunidades de vecinos, como ya han realizado con éxito otras comunidades autónomas, para frenar la expansión del Covid-19.

Desde CSIF hemos venido exigiendo estos últimos meses un plan de contingencia para paliar el crecimiento exponencial de contagios, los ingresos en unidades de críticos y el aumento de los fallecidos. Una de las “medidas restrictivas” previstas, que se anunciarán este fin de semana es "el confinamiento por zonas básicas de salud o por áreas de salud que tienen más incidencia", entre otras relacionadas con la concentración de personas y que van a afectar a la movilidad de los ciudadanos en la Comunidad de Madrid.

Para CSIF, el origen de la situación actual de Madrid, que lidera el aumento de casos a nivel nacional, está en la falta de rastreadores, como hemos venido denunciando insistentemente en los últimos meses, y en el abandono de la Atención Primaria. En este sentido, denunciamos la falta de planes de contingencia reales en los centros de salud, ya que actualmente se realizan de manera improvisada, atendiendo a la demanda asistencial y a la plantilla de cada centro.

“No han gestionado adecuadamente la creciente demanda asistencial surgida en el mes de agosto, pero tampoco proponen medidas ni planes de acción para lo que nos viene en los próximos meses. Continuamos con recursos humanos mermados e insuficientes, ante la campaña de gripe que se adelanta, la atención a los centros escolares con el comienzo del curso, la actuación sanitarios como rastreadores y el consiguiente seguimiento de los casos; la atención domiciliaria, el refuerzo a las unidades de atención de residencias, el seguimiento de patologías existentes, más todo lo que surja. Y todo ello contando con menos del 50% de plantilla en activo”, ha señalado África Díaz, delegada de CSIF Sanidad Madrid.

Desde CSIF no podemos permitir que una comunidad autónoma como Madrid mantenga en su red de Atención Primaria un total de 50 puntos asistenciales (consultorios) cerrados en su totalidad y 11 cerrados en turno de tarde. En algunos centros, la actividad médica acaba a las18h y el personal de enfermería el que debe asumir lo que surja hasta el cierre del centro. Con la pandemia, el personal sanitario, además de sus tareas asistenciales, debe asumir tareas administrativas que no les corresponden, reduciendo el tiempo para atender consultas presenciales o telemáticas, que son más necesarias para descongestionar la atención primaria.

Además, en muchas ocasiones la falta de recursos humanos no se debe a que estén agotadas las bolsas de trabajo, sino porque las condiciones laborales que se ofrecen son poco atractivas y no hay política de conciliación en tiempos de Covid en el SERMAS.