La Comunidad de Madrid se cierra en banda a que los empleados públicos recuperen las 35 horas ya que el cumplimiento de la regla de gasto “es un espejismo”
20 de Diciembre de 2019

La Comunidad de Madrid ha dado hoy una nueva muestra de su oposición a que los empleados públicos de la región recuperen la jornada de 35 horas semanales, como ha venido reivindicando insistentemente la Unión Autonómica de Madrid de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF). Así se lo ha transmitido la directora general de Función Pública a este sindicato en la reunión de la Mesa General de Negociación de los Empleados Públicos de la Administración de la Comunidad de Madrid, celebrada hoy, en la que ha afirmado que el cumplimiento de la regla de gasto por parte de esta Comunidad, que ha confirmado el Ministerio Hacienda recientemente, “es un espejismo”.

La Comunidad de Madrid ha argumentado que todavía no se puede volver a la jornada de 35 horas por varios motivos: porque estamos con unos presupuestos prorrogados, porque aún no se cumple con el máximo de 8% de temporalidad en la Administración regional y porque la regla de gasto, positiva para Madrid según el Ministerio de Hacienda, aún “no está consolidada”, ya que la proyección es que “en abril no se cumpla”.

CSIF, tras reconocer el cambio de talante en el Gobierno autonómico desde 2015, con la recuperación de derechos como la percepción del 100% de la nómina en casos de incapacidad temporal (IT), moscosos, etc., señaló que aún queda lo más importante, que es volver a la jornada de 35 horas y la subida salarial. CSIF ha puesto como ejemplo otras comunidades autónomas que, en una situación similar a la de Madrid, sí que han vuelto a las 35 horas.

En opinión de este sindicato, no hay ningún obstáculo para la recuperación de la jornada que fue suprimida en 2011 dentro del paquete de recortes llevado a cabo por el Gobierno central durante la época más dura de la crisis económica. En este sentido, CSIF ha destacado que los empleados públicos vuelven a ser los paganos de las luchas partidistas, sin que se tengan en cuenta los beneficios que se obtendrían con la recuperación de las 35 horas, como es la generación de más empleo o la conciliación de la vida laboral y familiar o el rejuvenecimiento de plantillas.

CSIF ha recordado que el aumento de la jornada a 37,5 horas semanales trajo consigo bajadas salariales en determinados colectivos donde se cargó ese aumento de jornada en complementos, como sería el caso de facultativos especialistas médicos con guardias, además de su bajada salarial del 7%, la máxima que se produjo; o un aumento de 16 jornadas anuales en turnos rotatorios.

Asimismo, CSIF ha propuesto que, si no se puede volver a las 35 horas en 2020, que se haga progresivamente en más de un ejercicio, como también ha hecho alguna comunidad autónoma. En cualquier caso, CSIF seguirá trabajando por recuperar este derecho para los empleados públicos de la Comunidad, ofreciendo soluciones y alternativas al Gobierno regional para ello. Para el cumplimiento del 8% de temporalidad, CSIF ha aportado el Acuerdo alcanzado en la Administración General del Estado sobre los procesos de estabilización, con el que se desbloquearía la fase de baremo y se agilizarían los procesos selectivos en el ámbito de la Comunidad de Madrid.

Por otra parte, hoy se ha aprobado la oferta de empleo público de personal de instituciones sanitarias para 2019, con un total de 3.139 plazas distribuidas de la siguiente manera: 2.343 de nuevo ingreso, 15 de promoción interna y 781 de estabilización.