Podemos propone un concurso de méritos en el SERMAS que “choca con el Derecho”
26 de Octubre de 2018

El grupo parlamentario de Podemos de la Asamblea de Madrid ha presentado una proposición de ley para un concurso extraordinario de méritos en el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), que eliminaría la fase de oposición para la consolidación del empleo, y que los sindicatos consideran que “choca con el Derecho”.

“Podemos y el Derecho a veces chocan, se llevan mal”, declaró a Acta Sanitaria el secretario general del Sector Salud y Servicios Sociosanitarios de la Federación de Empleados Públicos de la delegación madrileña de la organización sindical Unión General de Trabajadores (FESP-UGT Madrid ), Julián Ordóñez, quien recordó que existe un “acuerdo nacional, del Gobierno anterior, en el que se establecen las pautas para evitar la temporalidad”. “Hay un acuerdo de estabilización de los puestos, no de las personas que los están ocupando”, prosiguió.

En concreto, la proposición de ley de Podemos tiene por objeto la “consolidación de empleo” a través del desarrollo de un concurso Extraordinario de Méritos en el ámbito del SERMAS. “A tal fin, se habilita a la Consejería de Sanidad para celebrar, por una sola vez, una convocatoria extraordinaria de consolidación de empleo, que comprenderán las fases de selección y provisión”, expresa el documento.

Según esta propuesta, los órganos competentes del SERMAS determinarían el número de plazas de todas las categorías, que deberá incluir, al menos, todas las que lleven ocupadas de forma temporal de manera continuada más de tres años, a 31 de diciembre de 2017, según los artículos respectivos de la leyes de Presupuestos Generales del Estado de 2017 y 2018, como estatutarios temporales, laborales indefinidos no fijos y eventuales.

Consolidación o estabilización

Así, la selección consistiría en una única fase de concurso de méritos. Esto es algo que, para el representante de FESP-UGT Madrid, no es aceptable, ya que así se evitaría la fase de oposición y, por ley, los estatutarios de Sanidad deben acceder a su puesto por concurso-oposición. Es decir, todos ellos deberían pasar un examen previo, en igualdad de condiciones. “Primero hay que pasar un examen porque es lo que dice la ley”, insistió.

Este modelo de concurso, explicó Julián Ordoñez, sería “de consolidación” lo que, según el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP), “está prohibido”. Lo adecuado sería lo acordado, la estabilización, y “lo que hay que hacer es dar facilidad para que todo el mundo tenga posibilidad”, concluyó.

En la misma línea se pronunciaron ante Acta Sanitaria el secretario general del sindicato médico madrileño AMYTS, Julián Ezquerra, y el presidente de Sanidad de la delegación madrileña de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF Madrid), Fernando Hontangas. “Nuestra postura está clara. Lo que vale es lo que hemos firmado”, declaró este último, en referencia también al acuerdo nacional sobre la estabilización del empleo.

“No pueden hacer una excepción al personal del SERMAS con respecto al resto de empleados públicos”, prosiguió Fernando Hontangas, que aseguró que lo que hay que cumplir es “lo que diga la ley”. “Si hubiera un cambio legislativo, estaríamos también con la ley”, manifestó.

Respetar las reglas

“Como organización, no podemos compartir esa postura” de Podemos, expresó, por su parte, Julián Ezquerra, que también recordó que ahora se está desarrollando un acuerdo nacional. Según el secretario general de AMYTS, con estas bases ,”lo excepcional sería que alguien con antigüedad no pueda aprobar la oposición”.

El no limitar el número de aprobados y que la nota de corte sea asequible “facilita que todos puedan aprobar la oposición”, detalló este sindicalista madrileño, que instó a Podemos a “respetar las reglas del juego que se han pactado”.

Fuente: Acta Sanitaria MARÍA IRÚN GONZÁLEZ — MADRID 25 OCT, 2018 - 1:42 PM