CSIF informa sobre el Acoso Laboral por vía Judicial
09 de Junio de 2017

Es importante, conocer y valorar las posibilidades que tienes como víctima de acoso antes de actuar. Las situaciones de acoso laboral son tremendamente casuísticas, por ello consulta con un buen abogado antes de embargarte en la batalla judicial.

Recuerda que las fases pre-judiciales son necesarias, estas son de forma breve:

  • Poner en conocimiento al Comité de Seguridad y Salud de la empresa –en empresas de más de 50 trabajadores- o de los Delegados de prevención – en empresas de menos de 50 trabajadores- que estás sufriendo una situación de acoso laboral.
  • Comprobar si existe protocolo de acoso laboral en la empresa y que se haya activado.
  • Denunciar ante la dirección de la empresa -si el acoso no proviene de la propia dirección-
  • Denunciar la situación ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social
  • Ordenar todas las pruebas que hayas conseguido guardar y reunir el listado de testigos necesarios para demostrar en sede judicial la vivencia del acoso en el trabajo.

Las acciones judiciales son dos, compatibles ambas: Tutela de derechos fundamentales y Extinción de la relación laboral por voluntad del trabajador.

Tutela de derechos fundamentales

Con la acción de tutela de derechos fundamentales se pretende la cesación de los actos o comportamientos que provocan el acoso laboral, y para el caso de daño moral, reclamar una indemnización por los daños y perjuicios ocasionados.

Este procedimiento judicial es urgente y la sentencia recogerá:

  • La existencia o no de vulneración de derechos fundamentales.
  • La nulidad de la actuación del empresario, ordenando el cese inmediato de la actuación contraria a los derechos vulnerados.
  • Restablecimiento del trabajador en la integridad de su derecho y la reposición de la situación al momento anterior a producirse la lesión del derecho fundamental.
  • Indemnización por daños y perjuicios, en caso de que los hubiera.

Los conceptos indemnizables se calcularán en función de los daños y perjuicios ocasionados y el tiempo de duración del acoso. Todo en relación con el salario percibido por el trabajador. La indemnización incluirá el daño moral así como los daños y perjuicios adicionales derivados (daños personales y patrimoniales).

Extinción de la relación laboral por voluntad del trabajador

La acción de extinción de la relación laboral por voluntad del trabajador persigue la salida de la empresa de forma indemnizada, similar a un supuesto de despido reconocido como improcedente.

En este caso, el procedimiento no es urgente, no obstante la sentencia deberá recoger el reconocimiento del derecho o no del trabajador de extinguir la relación laboral con la indemnización correspondiente a un despido improcedente y la indemnización por daños y perjuicios antes mencionada, para el caso que se haya solicitado.

Fuente: http://jupsin.com/noticias/informacion-decidir/

Ficheros Adjuntos: