Un médico de Familia de Campo de Gibraltar será indemnizado por exceso de pacientes
LA JUNTA DE ANDALUCÍA, OBLIGADA A PAGAR 3.250 EUROS
08 de Junio de 2017

El Tribunal Contencioso-Administrativo número 5 de Sevilla ha dictado una sentencia por la que obliga a la Junta de Andalucía a indemnizar a un médico de Familia del Campo de Gibraltar (Cádiz), por tener que atender a un número excesivo de pacientes debido a un “acúmulo de cupo” al hacerse cargo de los pacientes que otro compañero ausente no podía asistir.

La Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF), que es el organismo que llevó adelante la denuncia del profesional, considera este fallo contra la el Gobierno de esta comunidad autónoma, un golpe contra una situación que “CSIF lleva cinco años denunciando”, puesto que “son muchos los profesionales facultativos y enfermeros de Atención Primaria que tienen que asumir una sobrecarga de trabajo enorme, atendiendo a más usuarios y pacientes de lo que les correspondería”.

Esto se debe, según la organización sindical, a la falta de contratación de personal por parte de la Gerencia del Área Sanitaria del Campo de Gibraltar, que con esta sentencia “queda en evidencia ante la Justicia”. Una acción judicial que, además, “abre una nueva vía de posibles reclamaciones a todos los perjudicados por estos acúmulos, sentando un precedente que obligaría de una vez por todas a la Gerencia del Área Sanitaria, y de otras áreas en condiciones similares, a solventar el problema de las desmesuradas listas de asistencia que soportan los profesionales de Atención Primaria desde 2012”.

Una indemnización de 3.000 euros

La situación de Campo de Gibraltar no es distinta a otros lugares de España en los que los médicos, de igual manera, tienen que hacerse cargo de los pacientes que sus compañeros no pueden atender por estar de baja o ausentes. Sin embargo, sí que es uno de los pocos lugares en los que la Justicia da un toque de atención a las prácticas del Ejecutivo regional que, en este caso, deberá indemnizar al médico que tuvo a su cargo un número excesivo de pacientes.

La sentencia, concretamente, acepta parcialmente el recurso de un trabajador del Servicio Andaluz de Salud (SAS), que lo interpuso después de que el gerente del Área de Gestión Sanitaria Norte de Cádiz desestimara la “solicitud de abono de horas acumuladas (cupos médicos) y por los desplazamientos realizados fuera del Centro de Salud La Línea-Levante durante los meses de enero y febrero de 2012”. Ahora, la sentencia obliga a este órgano de la Consejería de Sanidad de la Administración autonómica a pagar una indemnización de 3.248,03 euros, contra la que no cabe interponer más recursos.

Pese a este fallo favorable, desde el Colegio Oficial de Médicos de Cádiz (Comcádiz) creen que, aunque sí podría animar a otros médicos en situación similar a denunciarlo, no parece que vaya a significar un antes y un después en los métodos de contratación y exigencias del SAS, ni tampoco que la indemnización económica compense las consecuencias del trabajo bajo presión que, según denuncian, se toma como algo normal en Andalucía.

Un acto “casi homeopático”

Para el vocal de Atención Primaria del Colegio gaditano, el doctor Manuel Ortega Marlasca, esta indemnización “será algo casi homeopático”, que no solucionará los problemas de la alta carga asistencial a la que están sometidos en los centros de salud de la comunidad. Según estima, el SAS otorga unos 75 euros por cada acúmulo de cupo de más que atiende un médico de Atención Primaria, cifra que aumenta a un total de 100 euros en el caso de que el médico en cuestión doble turno. Es decir, si el médico trabajara 14 horas en lugar de siete, cada hora extra se pagaría a menos de 2 euros.

“El día que no acumulamos es casi un motivo de celebración”, aseguró Manuel Ortega Marlasca, quien justifica estas prácticas en que en el SAS conocen que “los médicos no priorizamos los motivos económicos”. “Ni se nos paga, ni se nos compensa” de alguna otra manera, prosiguió el vocal de los médicos de este nivel asistencial de Cádiz, en declaraciones a Acta Sanitaria. Además, recordó que estos hechos se agravan cuando se trata de médicos rurales que se tienen que desplazar -algo habitual en la provincia- y con facultativos que ejercen de tutores de residentes.

Va a existir un “cataclismo asistencial”

También hay que tener en cuenta el sistema de “demoras cero” de Andalucía, por el que cualquier paciente que llegue a un centro de salud y pida ser atendido, incluso aunque no sea una urgencia la causa de visitar dicho centro, tiene que ser visto por un médico. “Por tanto, tenemos una media de cinco minutos por paciente que no es real”, explicó Ortega Marlasca, puesto que a los pacientes que aparecen en la agenda del día hay que añadirles una segunda agenda, la de los “pacientes insertados”, de los que “un grandísimo porcentaje” no son Urgencias.

“Se aprovechan de nuestra calidad vocacional. Si no, esto no lo haría nadie”, agregó el vocal del Comcádiz, que advirtió, además, del “cataclismo asistencial” que se va a vivir cuando los médicos más mayores se jubilen y sus pacientes “se amorticen” entre el resto de profesionales del centro de salud, que incrementarán sus listas de pacientes atendidos, que en la actualidad está entre 35 y 50 pacientes por día. “Más trabajo, menos nómina y más presión”, concluyó Ortega Marlasca.

Ftes; Acta Sanitaria