Manifiesto día nacional contra las agresiones en el ámbito sanitario. 16 de marzo de 2016.
15 de Marzo de 2016

CSIF se suma a la celebración el 16 de marzo del Día Nacional contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario en su lucha por la erradicación de la violencia en el trabajo.

El nivel de violencia en la sociedad se ha incrementado esta última década en todos los ámbitos: laboral, escolar, social, familiar, y en las relaciones de pareja.

Esta violencia se traslada a los centros de trabajo, y especialmente a aquellos que tienen un trato directo con el público, y en el caso del sector sanitario con los pacientes.

El ámbito sanitario es uno de los más castigados, ya que ha sido y sigue siendo el que presenta un elevado nivel de agresiones.

En estos años se han adoptado en las Comunidades Autónomas diversas medidas preventivas, normativas, organizativas, de seguridad, formativas e informativas y de disuasión en relación a las agresiones a los profesionales en el ámbito sanitario pero siguen siendo ineficaces, ya que no se logran espacios libres sin violencia. A pesar de trabajar desde estos enfoques no se ha logrado eliminar o al menos reducir en gran porcentaje el riesgo de agresiones físicas y verbales en los centros sanitarios.

Una vez comprobadas las últimas estadísticas de las comunidades autónomas se observa solamente un ligero descenso en las agresiones pero siguen sufriéndose en todos los ámbitos de asistenciales tanto en Atención Primaria, Atención Especializada, Psiquiatría y en la asistencia en los domicilios. Predominando las agresiones verbales por encima de las físicas.

Se puede en algunos casos valorar hasta una perspectiva de género ya que las estadísticas reflejan que el sexo más frecuente del agresor implicado suele ser el varón y el profesional afectado mujer.

Ante esto, CSIF además solicitar que se refuercen las medidas ya implantadas y el mayor respaldo a los profesionales tras las comunicaciones de agresiones físicas y verbales, propone nuevas alternativas como comprometer a todos los agentes que intervienen trabajando en cooperación proponiendo un Pacto en el que Instituciones públicas, organizaciones empresariales, sindicales, colegios profesionales y sociedad civil se comprometan a establecer medidas que fomenten el RESPETO y que pongan en valor al profesional del ámbito sanitario.

El respeto es uno de los valores morales más importantes del ser humano, pues es fundamental para lograr una armoniosa interacción social. Una de las premisas más importantes sobre el respeto es que para ser respetado es necesario saber o aprender a respetar, a comprender al otro, a valorar sus intereses y necesidades. En este sentido, el respeto debe ser mutuo, y nacer de un sentimiento de reciprocidad.

Como muestra de ese compromiso que se adquiere, solicitamos que se reactive el Grupo de Trabajo de Agresiones a Profesionales del Sistema Nacional de Salud que se creó en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad que presentó su último informe en el 2014. En ese estudio se llegaron a conclusiones con una visión global de esta problemática en el SNS que deben ser implementadas, puestas en práctica y no dormidas en un cajón.

Consideramos que ante este fenómeno complejo en el que interactúan muchas causas es necesario que reanuden estos estudios desde un ámbito nacional.

Este compromiso por el respeto se trata de poner en valor el trabajo de los profesionales sanitarios y no sanitarios que ofrecen día a día un servicio público de calidad, teniendo en cuenta los recortes sufridos y la difícil situación que se ha atravesado en años de crisis donde las plantillas y tratamientos se han reducido, no se ha invertido en medios, y de los que se disponía también se ha bajado su calidad. Todo ello influye de manera directa e indirecta en la calidad de la atención y no por ello tienen que sufrirlo los profesionales, sirviendo de escudo de protección, ya que es responsabilidad de la Administración la correcta gestión de la presión asistencial entre otros temas.

Desde CSI-F animamos a todos a sumarse al respeto y a que cada uno de nosotros de manera individual asuma la responsabilidad que tiene en este tema, valorando a los profesionales que nos atienden en el SNS.

CSI- F X EL RESPETO

Ver Galería