CSIF pide un impulso real a la Atención Primaria madrileña y rechaza cualquier plan que suponga cerrar centros de salud
- Es el momento de impulsar y no recortar un recurso asistencial primordial, como ha puesto de manifiesto la pandemia
27 de Mayo de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha pedido un impulso real a la Atención Primera en la Comunidad de Madrid, un recurso asistencial primordial, como se ha puesto de manifiesto durante esta pandemia, que lleva años en un estado de abandono total en nuestra región.

Desde CSIF no vemos con buenos ojos ni el plan de mejora de la Atención Primaria presentado por el Gobierno regional ni la supuesta reestructuración que supondría el cierre de 41 centros de salud en la Comunidad, cuando no está justificado por la situación pandémica, sino por una mala gestión que se viene produciendo todos los veranos por la falta de contratación para garantizar y asegurar la cobertura de bajas, incidencias y disfrute de las vacaciones de estos profesionales. Creemos que si algo necesita el primer recurso asistencial de la población es aumentar de manera significativa el número de profesionales, no el cierre de centros.

Los profesionales están cansados de declaraciones de intenciones y creemos que son necesarias no solo medidas retributivas para una equiparación salarial entre Atención Primaria y Especializada, sino medidas organizativas, desburocratización de tareas, flexibilización de turnos, reconversión de personal eventual en interino, así como mejoras y renovación de las infraestructuras.

Además, consideramos insuficiente tanto la financiación propuesta a 3 años de 73 millones de euros —10 millones menos de lo anunciado en septiembre de 2020—, como la contratación a 3 años de 1.222 profesionales para reforzar las plantillas y paliar de alguna manera el actual déficit de profesionales, cuando solo en este año está prevista la jubilación de 2.000 trabajadores. Y en los próximos 5 años se va a jubilar el 25% de la plantilla actual, sobre todo de médicos de familia.

La Atención Primaria madrileña, aun contando con recursos insuficientes y sin refuerzos durante la pandemia por parte de la Administración, ha estado y sigue estando en primera línea. Continúa sobrecargada no solo con la atención Covid, sino con el resto de patologías de los pacientes más vulnerables y demostrando de manera continuada su compromiso con la ciudadanía. Y todo esto sin recibir ninguna mejora ni ningún tipo de reconocimiento por parte de la Consejería de Sanidad.

Por eso, CSIF entiende que el plan de Mejora Integral de la Atención Primaria propuesto por el Gobierno de la Comunidad es un nuevo parche, ya que no va a fidelizar a los profesionales y no va a evitar que estos se marchen a otras comunidades donde les ofrezcan condiciones más atractivas y desarrollen su trabajo sin tanta sobrecarga asistencial.

Entendemos que la solución tampoco pasa por derivar continuamente la atención de los centros de salud a los centros sanitarios privados como están haciendo con la vacunación y ya se hizo con los rastreadores. CSIF considera que ese dinero público hay que invertirlo en reforzar la Atención Primaria no solo para la atención asistencial, sino preventiva, de promoción a la salud, que permita una Primaria de primera en la Comunidad de Madrid, como pide la ciudadanía.