Diez razones por las que CSIF no ha firmado el Acuerdo de Agentes Forestales de Madrid, que indigna a la mayoría de este colectivo
27 de Abril de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, no ha firmado, junto con CCOO, el Acuerdo de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid, que indigna a la mayoría de los miembros de este colectivo porque, tras el incumplimiento del Acuerdo firmado en 2018, el nuevo documento obstaculiza el desarrollo de sus funciones y paraliza sus competencias, entre otras cuestiones. A continuación, las diez razones por las que CSIF no ha firmado este documento:

  1. No lo respalda ni la cuarta parte. El Acuerdo cuenta únicamente con el respaldo afirmativo del 21,5 % de sus miembros y solo cuenta con dos firmas de los cuatros sindicatos representativos de los agentes forestales.
  2. Nuevo Acuerdo tras incumplir el anterior. Este Acuerdo llega tras el grave incumplimiento del firmado en 2018, en el que todas las medidas de desarrollo del Cuerpo fueron obviadas, eludidas y finalmente sepultadas.
  3. Funcionarios de desecho. La Agencia de Seguridad y Emergencias de la Comunidad de Madrid (ASEM) vuelve a tratar a los agentes forestales como funcionarios de desecho, impide su desarrollo colectivo, no presenta medidas profesionales, obstaculiza el desarrollo de sus funciones, reprime sus competencias y paraliza la ilusión y el ánimo de todos los componentes de la Escala Operativa del Cuerpo.
  4. Oficinas de otra época. El Cuerpo de Agentes Forestales dispone de oficinas comarcales propias de otra época donde no caben los agentes ni existen taquillas suficientes para poder cambiarse. No existe limpieza diaria en un Cuerpo en el que se trabaja día y noche, todo el año. Algunas oficinas son insalubres.
  5. Sin medios de seguridad frente al delito. Los Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid no disponen de medios de seguridad para enfrentarse al delito y la infracción medioambiental y sin embargo lo hacen tal como reconoce el propio Consejero de Justicia, Interior y Victimas. Son numerosas las agresiones sufridas y la mirada de la ASEM 112 siempre se dirige al fortalecimiento de cuadros directivos u otros colectivos.
  6. Escasez de efectivos en un Cuerpo envejecido. El Cuerpo de Agentes Forestales es escaso en número y con una edad media avanzada. La solución que propone la ASEM 112 para acometer el servicio es trabajar más fines de semana —ya se trabaja uno de cada tres—, doblar las jornadas en verano hasta las 14 horas y limitar los días de vacaciones. Se informa de que ya se realizan también 14 guardias de 24 horas en esa época. Les da igual que el horario se vaya por encima del marcado para el conjunto de funcionarios. Les da igual que no esté prevista una segunda actividad para aquellos agentes que no pasen el reconocimiento médico establecido unilateralmente en el texto.
  7. Olvido del personal de campo. A la ASEM 112 únicamente le interesa fortalecer el personal en Jefatura, en los despachos del 112, y olvida al personal de campo al que luego exige estricto cumplimiento y más aún, haya pandemias o temporales de nieve. Dejándose incluso, la potestad de modificar la comarcalización de los agentes, es decir el destino de los puestos de trabajo de este personal de campo.
  8. Sin medios modernos. Es un agravio constante, es un olvido perenne que un agente forestal de la Comunidad de Madrid no disponga de medios ni servicios modernos, adecuados y suficientes para proteger el medio ambiente de nuestra comunidad, para protegerse a sí mismo y para servir al ciudadano.
  9. Un Cuerpo digno. Los Agentes Forestales reclaman atención, exigen trabajo y eficacia de sus mandos, demandan buenas prácticas de gestión y reivindican un Cuerpo de Agentes Forestales moderno y digno, acorde con el servicio que deben prestar.
  10. Atención de sus mandos. La Comunidad de Madrid acaba de otorgar la medalla de plata de la propia Comunidad al Cuerpo de Agentes Forestales por su labor durante estos últimos años, por su desempeño diario durante la época de confinamiento, por su presencia durante el temporal. Los Agentes Forestales, sin embargo, reclaman a la Comunidad de Madrid, atención, exigen trabajo y eficacia de sus mandos, demandan buenas prácticas de gestión y reivindican un Cuerpo de Agentes Forestales moderno y digno, acorde con el servicio que deben prestar.
Ver Galería