CSIF aclara: los centros de salud de la Comunidad se cerraron en Semana Santa por decisión del Gobierno regional, no de los profesionales
- Abrir la Atención Primaria habría permitido continuar con la vacunación de mayores de 80 años y grandes dependientes
05 de Abril de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha recibido con estupefacción algunas declaraciones de dirigentes de la Comunidad de Madrid justificando el cierre de los centros de salud esta Semana Santa, y el consiguiente retraso en la vacunación, en que el personal necesitaba descanso. CSIF quiere aclarar que quien decidió el cierre de centros de Atención Primaria fue la Consejería de Sanidad y no los profesionales.

Ante el inicio de una más que probable cuarta ola de Covid 19 y cuando no se ha vacunado a la totalidad de mayores de 80 años, el cierre de los centros de salud de la Comunidad de Madrid ha provocado un freno en la vacunación. Esta decisión contrasta con la decisión de hace un año, cuando una resolución excepcional y urgente permitió a los profesionales de la sanidad trabajar en Semana Santa. ¿Por qué no ha interesado hacerlo en esta ocasión?

El pasado 21 de marzo de 2020, los servicios de urgencias de atención primaria se cerraron debido a la reorganización de este ámbito asistencial para dotar de profesionales al hospital de campaña de Ifema. Desde entonces, los Servicios de Urgencia de Atención Primaria (SUAP), que atienden las urgencias nocturnas y de fines de semana y festivos, continúan cerrados sin dar atención continuada a los madrileños, mientras que sus profesionales siguen desplazados.

Consideramos que no existe justificación para mantener esta situación, ya que se está perjudicando a la atención sanitaria de la población madrileña donde están ubicados estos SUAP y cuando, a día de hoy, estamos nuevamente en riesgo extremo con el 35% de las UCI ocupadas.

Desde CSIF, entendemos que la apertura de centros de salud en Semana Santa hubiera permitido continuar con la vacunación de los mayores de 80 años y grandes dependientes que faltan, y acercarnos al primer objetivo de inmunización que se impuso tanto por el Ministerio de Sanidad como por la Unión Europea: vacunar al 80% de los mayores de 80 años o más, en el primer trimestre de 2021 y completar su vacunación en estos días de descanso.

Asimismo, nos preguntamos dónde está vacunando la sanidad privada y los profesionales de Cruz Roja, tras el contrato para reforzar la vacunación firmado con esta ONG de 130.000 euros al mes que finaliza en junio. ¿Dónde están los profesionales enfermeros voluntarios y jubilados que se han ofrecido a vacunar?

Por ello, desde CSIF no entendemos por qué desde la Consejería de Sanidad no se han dado instrucciones con antelación para reabrir estos centros públicos de salud y planificar adecuadamente el descanso de los profesionales, compatibilizando el mismo con la campaña de vacunación, porque sí era posible. Solo había que querer hacerlo. La vacunación en centros de salud evita colas innecesarias y los desplazamientos a varios kilómetros de los domicilios de los ciudadanos

Finalmente, nos preguntamos el porqué del empeño de la Comunidad de Madrid en desmantelar y abandonar continuamente a la Atención Primaria, con menos personal y menos recursos y sin refuerzos para garantizar el acceso a la atención sanitaria de una población con necesidades crecientes de otras patologías, no solo Covid.