CSIF muestra su apoyo a la vacunación segura en los centros de salud y no en grandes espacios
22 de Febrero de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha mostrado su rechazo a la campaña de vacunación masiva que el Gobierno de la Comunidad de Madrid pretender realizar en grandes espacios como el WiZink Center, el Wanda Metropolitano, el Hospital Isabel Zendal o el Palacio de Vistalegre.

En este sentido, CSIF Madrid considera que no es necesario habilitar estos espacios, para lo que se precisaría de un gran despliegue de medios humanos y materiales, y recuerda que hay muchos centros de la red sanitaria madrileña y profesionales formados con los que se debe contar y que pueden complementar la campaña de vacunación con total seguridad.

Es el caso de los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), cerrados muchos de ellos desde el inicio de la pandemia; del SUMMA 112, de los profesionales de Atención Hospitalaria de los centros de especialidades y consultas externas, los Centros Municipales de Salud Comunitaria del Ayuntamiento de Madrid o el centro de vacunación de la Comunidad de Madrid.

Desde CSIF subrayamos que los médicos de Atención Primaria y el personal de Enfermería son los profesionales capacitados para informar y conocer si existe patología de base o alergia severa a algún componente de la vacuna de la población que atienden.

CSIF apoya y se une a la petición de la Plataforma de los Centros de Salud de Madrid "Exige a la Consejería ser vacunado en tu Centro de Salud público". Así, rechazamos la vacunación masiva en grandes espacios al considerar que lo idóneo y seguro para los pacientes son las opciones anteriormente expuestas.

Por otra parte, mostramos nuestro rechazo a la resolución emitida por la Dirección General de Recursos Humanos del SERMAS en la que se dictan instrucciones para la contratación de profesionales sanitarios jubilados para tareas de vacunación a la ciudadanía y/o atención a pacientes Covid-19. Entendemos que no se les debe exponer en primera línea en la atención a pacientes Covid por ser grupos de riesgo vulnerables, que en muchos casos no han recibido vacunación completa frente al COVID-19.

A nuestro juicio se les debería ubicar en una segunda línea de atención sanitaria, ayudando a desburocratizar la atención primaria, haciendo tareas de telefónicas de información, asesoramiento y seguimiento de pacientes en las consultas Covid.