CSIF exige la vacunación para todo el personal de Madrid Salud por ser un servicio sanitario esencial
- El Gobierno central deja fuera de la vacunación a otros trabajadores esenciales como los de Justicia o Correos, que desempeñan su labor cara al público
11 de Febrero de 2021

La sección sindical de CSIF de Madrid Salud, organismo autónomo del Ayuntamiento de Madrid que gestiona las políticas municipales en materia de salud pública, ha solicitado a la gerencia que pida a la Comunidad de Madrid que todos los trabajadores de este organismo sean vacunados, no sólo aquellos que realizan los test Covid y las enfermeras/os que administren las vacunas frente al Covid-19, al tratarse de personal sanitario perteneciente a un servicio esencial de la ciudad de Madrid.

CSIF Madrid Salud recuerda en un comunicado que ha hecho llegar a la gerencia y a los trabajadores que Madrid Salud es un servicio esencial eminentemente sanitario y que los profesionales que dependen de áreas como Adicciones o Prevención de Riesgos Laborales realizan actividad asistencial en el desempeño de su trabajo.

Por eso, sorprende que la gerencia Madrid Salud no haya tenido esto en cuenta y no haya solicitado a la Comunidad de Madrid el suministro de vacunas para este personal, algo que está causando un “profundo malestar entre el mismo”, indica la nota de la sección sindical de CSIF. Este sindicato pide a Madrid Salud que solicite a la Comunidad el “suministro inmediato” con “carácter urgente y prioritario” de las dosis de vacuna necesarias para los alrededor de 300 profesionales que componen este servicio municipal.

Pero los trabajadores de Madrid Salud no son los únicos afectados por la improvisación del plan de vacunación, tanto a nivel regional como nacional. El personal de Justicia de la Comunidad de Madrid también ha puesto el grito en el cielo por quedar excluido de esta estrategia, a excepción de forenses, técnicos y personal del Instituto de Medicina Legal.

Funcionarios de justicia, además de jueces, fiscales, letrados de la Administración de Justicia, se quedan fuera, pese a muchos de ellos desarrollan una actividad de riesgo. Es el caso de, por ejemplo, el personal de servicios comunes, que realizan notificaciones o embargos y acuden a domicilios privados en los que, muy a menudo, las medidas de seguridad brillan por su ausencia. De igual manera, en los servicios de guardia de los juzgados o en los decanatos y registros, donde acuden profesionales a presentar demandas o particulares a registrar a recién nacidos, también trabaja personal esencial que no se ha tenido en cuenta.

Además del personal de Madrid Salud y de Justicia, trabajadores de Correos, de Administración General del Estado o Agentes Forestales y Medioambientales son algunos de los perjudicados, al quedar fuera también de la vacunación de momento.

Desde CSIF lamentamos de nuevo la improvisación y la falta de interlocución con los representantes de los trabajadores/as a la hora de determinar las profesiones esenciales, pese a que la semana pasada lo reclamamos de manera formal, tanto a la ministra de Sanidad como a las CCAA. Exigimos una reunión para redefinir estas profesiones.

Además, desde CSIF exigimos al Gobierno un plan coordinado con las CCAA para que ningún empleado/a público se quede fuera de la estrategia de vacunación frente al Covid 19 revisada ayer por el Ministerio de Sanidad.