CSIF pide aplazar las elecciones sindicales en la ONCE por la pandemia y el riesgo para las 20.000 personas de su plantilla
- No se dan las condiciones de seguridad en una plantilla compuesta por 20.000 personas, el 90 por ciento con discapacidad
29 de Enero de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha pedido el aplazamiento de las elecciones sindicales sindicales en la ONCE, previstas para el próximo 23 de febrero, ya que en la situación actual, en plena tercera ola de la pandemia por covid y los contagios disparados, no se dan las condiciones de seguridad para la participación en los comicios de una plantilla compuesta por 20.000 personas.

Desde que se presentó el pasado 23 de noviembre el preaviso para la celebración de elecciones, CSIF ha interpelado tanto a UGT, sindicato promotor de esta votación, como a CCOO y CGT, para posponer el día de la votación por la situación de pandemia en la que nos encontramos. Pese a todo, los pasados 21 y 22 de enero se constituyeron las mesas electorales, dando inicio así al proceso electoral.

Sin embargo, CSIF no ha dado su brazo a torcer y continúa presentando escritos con el objetivo de posponer la fecha de la votación, ya que “con los índices de contagio que estamos padeciendo en estos momentos a nivel nacional, entendemos que no se dan las condiciones para poder garantizar un proceso” que “afectará a más de 20.000 personas de la plantilla de la ONCE”.

Desde CSIF ONCE consideramos que en una plantilla donde más del 90% somos personas con discapacidad, donde hay compañeras/os de baja por ser personas de riesgo desde el pasado 15 de junio, fecha en la que retomamos nuestra actividad tras el confinamiento domiciliario, es totalmente imprudente seguir con el proceso.

En este sentido, entendemos que si se suspenden los comicios hasta que la situación sanitaria mejore, no se vulnerará ningún derecho fundamental de ninguna de las partes, ya que los trabajadores seguirán teniendo sus órganos de representación en activo como hasta ahora.

La representación de delegados de prevención está en su totalidad en manos de UGT, sin que ninguno de ellos haya realizado manifestación al respecto, aun teniendo dos comunidades con la plantilla de la ONCE en ERTE, como son Extremadura y La Rioja. La única respuesta a nuestra solicitud por parte del secretario general de UGT en la ONCE ha sido la de referirse a los delegados de CSIF como “descerebrados”, pese a que lo único que mueve a estos últimos es salvaguardar la salud de los trabajadores que representan.