Trabajadores de las prisiones de Aranjuez, Estremera y Valdemoro han permanecido incomunicados desde el viernes hasta hoy
11 de Enero de 2021
Trabajadores de los centros penitenciarios de Aranjuez, Estremera y Valdemoro han permanecido en sus puestos desde el viernes y sin posibilidad de recibir los relevos, ya que los accesos a los centros acumulaban más de medio metro de nieve y hasta que no los han despejado las máquinas quitanieves o los propios funcionarios no se ha podido recuperar una cierta normalidad.
.
La prisión de Valdemoro no ha visto despejados su acceso por carretera hasta esta mañana, después de que durante todo el día de ayer a escasos 500 metros de la prisión pasaban las máquinas quitanieves pero no hasta este centro penitenciario porque, según comunicaron al delegado de CSIF los trabajadores encargados de estas labores, no tenían orden de limpiar el acceso al centro.
.
En Aranjuez, a la imposibilidad de acceder se añadió el derrumbe de la marquesina de los aparcamientos de los trabajadores y muchos de ellos no pudieron hacer uso de su vehículo aunque les abreron el paso. En Estremera se complicó más el rescate por la gran distancia que tiene que recorrer la quitanieves hasta llegar al centro al ser el más alejado de una carretera comarcal.
.
Después de que CSIF Prisiones se pusiera en contacto con la administración para que se despejase el acceso a los centros penitenciarios de Madrid, en Estremera y Valdemoro pasó la quitanieves esta noche solo por un carril. A su vez, en Aranjuez los trabajadores abrieron con palas un pasillo por el que pasaron coches que habían quedado atascados al tener el aparcamiento derrumbado y lleno de nieve.
.
Todos estos trabajadores han estado tres días en su puesto sin descanso, con la preocupación de no estar con sus familias y sintiendo que nuestra administración penitenciaria, una vez más, no está dando la talla con ellos, pese a ser un servicio esencial y tener la obligación de garantizar su integridad y seguridad en cualquier circunstancia. Desde CSIF Prisiones Madrid exigimos una solución: que se activen los mecanismos de cobertura de daños en los vehículos y que se compensen las horas extras realizadas.