CSIF considera que el inicio de las clases el próximo lunes es precipitado y pide continuar con la enseñanza a distancia hasta septiembre
- El consejero de Educación informa de que han pedido autorización para la incorporación el 1 de junio de alumnos de 2º de Bachillerato y de alumnos con dificultades en los estudios
26 de Mayo de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, ha trasladado al consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, que es muy precipitado llevar a cabo la incorporación de alumnos el próximo lunes sin antes haber aprobado un plan organizativo de incorporación a los centros.

Así lo ha manifestado el presidente de CSIF Educación Madrid, Antonio Martínez, en la reunión por videoconferencia mantenida hoy con el consejero a la que han asistido sindicatos, directores y asociaciones de padres de alumnos, entre otros, para abordar el final del curso escolar 2019/20. En ella, el representante de CSIF ha reiterado que la vuelta a las aulas debe ser en septiembre y se tiene que planificar con plenas garantías de seguridad, evitando la improvisación.

“Consideramos que se debe continuar con la enseñanza a distancia, no exigiendo a ningún trabajador, en la actual situación, la asistencia a los centros educativos”, ha señalado Antonio Martínez, que ha exigido al consejero un plan de incorporación a los centros, adaptado al ya aprobado en Función Pública. Ese plan debe contemplar medidas organizativas y preventivas de obligado cumplimiento y un plan de refuerzo educativo para el próximo curso 2020-2021.

Entre esas medidas se encuentran el aumento de recursos humanos, personal sanitario en los centros, recursos higiénicos y sanitarios suficientes, atención al alumnado con reducción de ratios, apoyo al profesorado, adaptación del currículo para el próximo curso y un presupuesto extraordinario para hacer frente a esta situación.

El consejero ha informado en la reunión de que la presidenta de la Comunidad se ha dirigido al Gobierno central para que autorice a partir del próximo 1 de junio la vuelta a clase de los alumnos de 2º de Bachillerato y de todos aquellos que tienen dificultades con los estudios y necesitan refuerzo. Se incorporarían de forma voluntaria, con cita previa establecida desde los centros, para establecer clases de refuerzo en grupos pequeños.

Si el Ministerio de Sanidad no accediera a esta petición, la Consejería de Educación renunciaría a la vuelta a las clases presenciales de los grupos anteriores ya que los exámenes de Secundaria y Bachillerato ya se estarían desarrollando.En este caso el refuerzo se plantearía para el momento en que pasemos a la Fase 2 de la desescalada, que sería el 8 de junio. El refuerzo ya sólo sería para los alumnos de Primaria que determinen los centros y voluntario para los alumnos.

También nos ha adelantado que Infantil de 3 a 6 años y Educación Especial iniciarán su actividad en septiembre. No obstante deja en el aire la posibilidad de la incorporación de los alumnos de 0-3 años cuando Madrid esté en la Fase 3.

Desde CSIF Educación Madrid consideramos que este regreso a las aulas el próximo lunes es muy precipitado y organizativamente muy complicado, además del evidente riesgo sanitario que sigue existiendo. Consideramos que no es necesario la vuelta presencial a los centros ya que el profesorado sigue trabajando telemáticamente y cubriendo a todos sus alumnos.

Por último, hemos pedido la convocatoria urgente de la Mesa Sectorial para preparar el inicio del próximo curso que según parece estará condicionado por la necesidad de distanciamiento. Por ello, desde CSIF nos hemos ofrecido a trasladar al Consejero nuestro apoyo en la elaboración de un plan alternativo si en el próximo mes de septiembre debemos continuar con el distanciamiento que nos marca la Autoridad Sanitaria.