CSIF se opone a la reanudación de la actividad judicial ordinaria y pide a la Comunidad que refuerce la protección para trabajadores y usuarios
12 de Mayo de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y mayoritario en el sector Justicia a nivel nacional, se ha opuesto a la reanudación de la actividad judicial en la Administración de Justicia de Madrid porque la Comunidad se encuentra en fase 0, lo que no es compatible con la reanudación en fase 1 como ha determinado el Ministerio de Justicia, motivo por el que desde CSIF hemos pedido una aclaración al Ministerio de Sanidad sobre si procede esta reanudación. Además, exigimos que se refuercen al máximo las insuficientes medidas de protección existentes en las sedes judiciales madrileñas en la actualidad.

Desde CSIF hemos reiterado a la Consejería de Justicia la necesidad de contar con los informes de prevención de riesgos previos a la reincorporación y que se dote de medios de protección al personal para asegurar dicha vuelta con todas las garantías. Así lo expusimos en la Mesa Sectorial celebrada ayer, a la que asistió la viceconsejera de Justicia y que llevó como único punto del orden del día la Orden de 8 de mayo por la que se aprueba el Esquema de Seguridad Laboral y el Plan de desescalada para la Administración de Justicia ante el COVID-19.

CSIF Justicia Madrid insistió en su rechazo tanto al plan de desescalada como al esquema de seguridad laboral que se pretende imponer con la Orden Ministerial, ya que contraviene los criterios del plan de desescalada sanitario establecido por el Gobierno

Por lo que respecta a los criterios de aplicación de la fase 1 de Justicia, CSIF planteó la presencia en turnos en las sedes judiciales y criticó el “procedimiento de revisión por razones del servicio”, al considerar que es un despropósito anteponer el servicio al derecho a la salud de los trabajadores, por lo que hemos exigido el compromiso firme de la Dirección General de no autorizar ningún incremento de plantilla.

CSIF también trasladó en la reunión su apuesta decidida por el teletrabajo, para lo cual se deberán facilitar los medios necesarios a todos los trabajadores que quieran voluntariamente acogerse a esta modalidad laboral. Asimismo, propusimos limitar la jornada laboral y permitir el inicio de la jornada laboral a las 07:00 horas para dar una amplia flexibilidad de entrada y salida al puesto de trabajo y evitar aglomeraciones en la entrada de la sede o en el transporte público. La viceconsejera indicó que mientras sólo haya turno de mañana, el horario y duración de la jornada laboral serán los habituales.

Por lo que respecta al Esquema de Seguridad Laboral, desde CSIF exigimos la paralización de la fase 1 porque no se cuentan con los informes del Servicio de Prevención de riesgos necesarios para garantizar que no hay riesgo de contagio o transmisión para al personal de la Administración de Justicia, y menos si no se les dota de todos los instrumentos adecuados de protección durante las fases de desescalada previstas para la recuperación de la normal actividad de nuestra Administración de Justicia. Por ello, también hemos exigido que se garantice el uso masivo de las mascarillas de protección en nuestra actividad, tanto por los empleados públicos como por ciudadanos que acudan a nuestras dependencias.

Pese a que aplaudimos el anuncio de pruebas generalizadas de seroprevalencia para todos los integrantes de las plantillas judiciales que las soliciten, CSIF Justicia Madrid volvió a exigir en la reunión celebrada ayer que se implementen, con carácter inmediato, todas las medidas preventivas que hasta el momento no han sido ejecutadas para garantizar que la actividad profesional que se desarrolla cuente con todas las medidas de protección adecuadas, tanto para proteger la salud de los empleados públicos, como de los ciudadanos y profesionales que acudan a dependencias judiciales.

En este sentido, pedimos que se potencien al máximo y refuercen esas medidas en lo referente a acceso a las instalaciones; a medios de protección como mascarillas, geles hidroalcohólicos, mamparas; a condiciones de desplazamientos por las sedes, señalamientos judiciales, protección con la que deben acudir a las dependencias las plantillas o condiciones en las que la ciudadanía puede moverse dentro de las instalaciones judiciales.