La Policía Municipal, el colectivo del Ayuntamiento más afectado por el COVID-19: CSIF exige medidas de protección para todos los empleados municipales
- En sus alegaciones al Plan de Reincorporación de trabajadores del Consistorio, CSIF pide la reducción del tiempo presencial al mínimo imprescindible
11 de Mayo de 2020

La Policía Municipal es el colectivo del Ayuntamiento de Madrid más afectado por el COVID-19, según los datos facilitados por el propio Consistorio sobre los test realizados a más de 10.000 trabajadores municipales desde el 25 de marzo al 4 de mayo, que arrojan una incidencia del 7,24% en el Cuerpo.

Por este motivo, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha pedido medidas de protección de calidad y suficientes para que tanto policías como bomberos, Samur, trabajadores de Madrid Salud y el resto de empleados municipales puedan desarrollar su trabajo con todas las garantías tanto para su salud como para la de sus familias.

Según estos datos, el segundo colectivo municipal más afectado es el de los trabajadores de Madrid Salud, organismo autónomo que se encarga de la gestión de las políticas municipales en materia de salud pública, drogodependencias y otros trastornos adictivos, con un 5,75%, seguido de empleados del Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social, con un 5,67% y Bomberos, con un 4,73%.

En el caso de los policías municipales, las medidas de protección suficientes y efectivas que reclama CSIF se hacen más necesarias ante las numerosas intervenciones que están llevando cabo para asegurar el cumplimiento del Estado de Alarma. Sin ir más lejos, este pasado fin de semana, la Policía Municipal de Madrid recibió 400 llamadas y avisos por ruidos y fiestas en domicilios y actuó en 97 pequeños botellones en todos los distritos de la capital.

Por otra parte, CSIF ha constatado el malestar existente entre los delegados sindicales del Ayuntamiento, ya que no se ha dotado a los locales sindicales del Consistorio con geles, mascarillas y guantes, algo que habíamos pedido con insistencia ante la inminente reincorporación de los representantes tanto de CSIF como del resto de sindicatos.

Alegaciones al Plan de Reincorporación

CSIF sigue reclamando test masivos y previos para todos los empleados municipales que no formaran parte de los servicios esenciales y que comienzan a reincorporarse a sus puestos. En sus alegaciones al Plan de Reincorporación al Trabajo del Consistorio, pidió que los materiales y equipamientos con los que se dote al personal municipal para su reincorporación a sus puestos de trabajo estén certificados de manera que se garantice su eficacia contra el virus. Han sido demasiados los casos en otros ámbitos en los que se ha constatado que una falta de previsión e improvisación ha llevado a que se produzcan contagios al no contar con materiales necesarios o ser estos defectuosos.

Otra cuestión que abordan estas alegaciones es, dada la priorización del mantenimiento del trabajo no presencial que establece el Plan, la reducción del tiempo presencial al mínimo imprescindible y el resto de medidas que tienden a evitar en la medida de los posible el contacto entre trabajadoras/es. Nos parece preciso que en aquellos casos en que se requiera la presencia del personal a su cargo, el titular del centro directivo o persona en quien delegue, motive por escrito las razones por las que el personal se deba reincorporar y explique las tareas concretas que desarrollará y que requieren su presencia en el centro de trabajo.

Además, para CSIF cada titular de centro directivo deberá garantizar, con carácter previo a la reincorporación, que se han adoptado todas las medidas contempladas en el Plan, tanto en lo relativo a la adecuación de los espacios de trabajo como a contar con los materiales necesarios para desarrollarlo: material de desinfección, epis, hidrogeles, guantes, mascarillas, papeleras con tapa y pedal, toallas y pañuelos desechables, etc.