CSIF traslada al Ayuntamiento su preocupación por el uso de equipos de ionización particulares para desinfectar coches oficiales de Agentes de Movilidad
07 de Mayo de 2020

La sección sindical en el Ayuntamiento de Madrid de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), ha remitido un escrito al Comité de Prevención de Riesgos Laborales del Consistorio en el que le traslada su preocupación tras conocerse que se están utilizando equipos de ionización particulares para la limpieza y desinfección de los vehículos del Cuerpo de Agentes de Movilidad, así como en las dependencias de la Unidad Centro.

Sin censurar la loable intención de quienes usan estos aparatos, desde CSIF consideramos que un uso inadecuado de los mismos podría generar más problemas de salud tanto a las personas que los estén utilizando como a posibles usuarios de los vehículos e instalaciones, que bajo una aparente seguridad ante la “desinfección” llevada a cabo mediante el ozono, bajen la guardia y terminen contagiados.

“Desconocemos si estos equipos han sido verificados por el Ayuntamiento en cuanto a su procedencia y efectividad ante el coronavirus; si tienen homologación o están autorizados por el Ministerio de Sanidad y si, sobre todo, cuentan con la pertinente autorización para su uso desde Madrid Salud, garante de la eficacia de los mismos. Además, desconocemos si las bienintencionadas personas que están utilizando esos equipos necesitan o tienen la formación y conocimientos necesarios para su uso”, indica CSIF en su carta.

En estos momentos en los que empezamos a doblar la curva de contagios, no podemos permitirnos ni descuidos ni relajaciones usando equipos que podrían ser perjudiciales para la salud de los trabajadores del Cuerpo de Agentes de Movilidad.

La postura del Ministerio de Sanidad sobre el ozono es que esta sustancia activa, al no haber sido todavía aprobada a nivel europeo, no cuenta con información bajo la legislación de biocidas que establezca su eficacia o la seguridad de su uso. Puesto que la sustancia ha sido defendida para la desinfección del aire, entienden que tiene actividad en este sentido, pero no cuentan con más información que la que se puede encontrar en artículos científicos o en páginas web.

En consecuencia, recuerdan que los responsables de su comercialización o uso lo hacen bajo su responsabilidad. Concluye la carta la sección de CSIF en el Ayuntamiento de Madrid solicitando información sobre estos medios o aparatos externos de protección, limpieza y desinfección que se están utilizando, y sobre si su uso cuenta con la pertinente autorización del órgano competente de la Administración y, en su caso, la certificación u homologación que faculte a su uso.