Actitudes machistas en Fuenlabrada: el director de Transportes veja a la delegada de CSIF, a quien ya había faltado al respeto en anteriores ocasiones
- “Mejor que me rescate un bombero cachas a una mujer” o, dirigiéndose a la delegada de CSIF, “cómo te fijas en los cuerpos uniformados del Ayuntamiento”, algunas ‘perlas’ de este cargo público
- CSIF dirige una queja al alcalde por los reiterados desprecios del directivo municipal a esta representante sindical
10 de Febrero de 2020

La sección sindical en el Ayuntamiento de Fuenlabrada de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha dirigido un escrito de queja al alcalde de este municipio del sur de Madrid en el que le expone lo sucedido en una reciente reunión presidida por el director general de Transportes, en la que éste brindó un trato machista y vejatorio a la delegada de CSIF, que acudió a la reunión en calidad de asesora.

No es la primera vez que este cargo público hace gala de actitudes irrespetuosas y machistas hacia esta delegada sindical. En septiembre de 2018, CSIF ya remitió otro escrito a la entonces concejal de Recursos Humanos del Ayuntamiento en la que denunciaba que en una reunión en la mesa general de negociación, después de que la representante de CSIF defendiera el acceso de mujeres al Cuerpo de Bomberos, el representante de la Corporación dijera textualmente que si le tenían que rescatar prefería que fuera “un bombero cachas a una mujer”.

La delegada de CSIF le respondió que una mujer que superara una oposición podría rescatarle igual, a lo que este sujeto, en tono de burla, le dijo que le asombraba cómo se fijaba esta representante sindical “en los cuerpos uniformados del Ayuntamiento”. “Ante la protesta de nuestra representante por tal comentario, el representante municipal no dejó de gritarle dirigiéndose a ella en un tono altamente despectivo y maleducado”, señalaba el escrito de queja de CSIF Fuenlabrada fechado el 13 de septiembre de 2018.

Lejos de remitir las actitudes machistas e irrespetuosas de esta persona, han continuado, con un último capítulo el pasado 30 de enero. Según indica el escrito de queja de CSIF Fuenlabrada dirigido al alcalde, en la reunión celebrada aquel día entre representantes municipales y miembros de la comisión negociadora del convenio de la Empresa Municipal de Transportes, el ahora director general de la compañía municipal dedicó a nuestra delegada, única mujer entre todos los asistentes, “un trato vejatorio y machista, carente de las más básicas normas de respeto y que consideramos inadmisible en cualquier persona y mucho más en todo un director general”.

Esta persona denegó el uso de la palabra a la delegada de CSIF porque acudía como asesora y según él no podía hablar si el delegado de la EMT de CSIF no renunciaba a su turno de palabra. Sin embargo, los asesores varones de otros sindicatos que también acudieron a la reunión no tuvieron problema alguno en intervenir. “Esta desigualdad de trato hacia nuestra compañera dice muy poco en favor de las políticas que desde el Ayuntamiento se impulsan”, señala el escrito.

En la misma carta, CSIF solicita una reunión al alcalde a fin de tratar este asunto, por no ser la primera vez que este representante del Ayuntamiento tiene comportamientos vejatorios hacia esta delegada sindical. CSIF Madrid no descarta llevar este asunto hasta instancias más altas en el caso de que el alcalde de Fuenlabrada no tome cartas en el asunto y corte de raíz unos comportamientos intolerables en el consistorio de la cuarta localidad de la Comunidad de Madrid por número de habitantes.