La EPA arroja unos niveles preocupantes de temporalidad en el sector público de la Comunidad de Madrid
28 de Enero de 2020

La Unión Autonómica de Madrid de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha considerado positivos los datos de creación de empleo y reducción del paro en la Comunidad de Madrid que ha arrojado la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de 2019 que se ha conocido hoy, pero ha destacado el preocupante crecimiento de la temporalidad en el sector público, al tiempo que el Gobierno regional tiene paralizadas más de 13.000 plazas sin convocar.

Para CSIF Madrid, la última EPA constata el imparable crecimiento de la temporalidad en la Administración regional, ya que en los últimos cinco años prácticamente se ha duplicado, al pasar del 13,4% registrado en el último trimestre de 2014 al 24,6% de temporalidad sobre el total que arroja la última EPA. Es decir, el número de empleados públicos temporales de la Comunidad de Madrid ha pasado de los 64.200 de hace cinco años a los actuales 123.600.

Estos resultados colocan a Madrid como la segunda comunidad autónoma con más temporalidad en el sector público, sólo tras Andalucía, que registra 152.300 empleados públicos con contrato temporal.

CSIF ya denunció en noviembre pasado que la Comunidad de Madrid acumula 13.630 plazas de empleo público sin convocar, entre las que se encuentran las destinadas a estabilización, funcionarización y promoción interna. Una situación alarmante ya que algunas de estas plazas se convocaron en el decreto de Oferta de Empleo Público (OPE) de 2017 y, si no se remedia antes, en este 2020 se perderán porque el plazo para convocar estas plazas es de tres años.

CSIF denuncia que tras la firma de los Acuerdos de Mejora del Empleo, suscritos con el anterior ministro de Hacienda, y la aprobación de los correspondientes decretos, se ha producido la parálisis más absoluta.

Tras el avance que supuso el compromiso del Gobierno central en incrementar las tasas de reposición, disminuir los índices de temporalidad y favorecer al personal funcionario y laboral hacia una promoción interna real, nos encontramos en una situación de bloqueo y parálisis debido a que la Administración regional no convoca las mesas de negociación oportunas para poner en marcha la convocatoria de plazas previstas en las OPE de 2017, 2018 y 2019 para personal funcionario y laboral.