El Ayuntamiento exime de cumplir la norma para coches antiguos a los vehículos municipales de medio ambiente y/o limpieza sin etiqueta
02 de Enero de 2020

Los vehículos municipales de medio ambiente, limpieza viaria y recogida de sólidos urbanos, diésel la inmensa mayoría de ellos, tienen una antigüedad superior a 2006. Es decir, según la nueva normativa municipal vigente desde el 1 de enero, estos vehículos tendrían vetado su acceso a Madrid Central y no podrían aparcar en zona SER. Sin embargo, el Ayuntamiento los ha eximido de su cumplimiento.

Según han trasladado trabajadores municipales a CSIF, estos vehículos no tienen ni etiqueta medioambiental de la DGT, ya que superan con creces los 15 años de antigüedad. “Cuando el Gobierno municipal de Ana Botella adjudicó los contratos integrales de limpieza y parques y jardines en 2013 ya eran vehículos viejos. Ahora, siete años después, están que se caen a pedazos, además de que son muy contaminantes”, señala uno de estos operarios a CSIF.

Pese a que estos vehículos van rotulados con el escudo del Ayuntamiento de Madrid, no pertenecen al Consistorio de la capital, sino a las contratas de limpieza y parques y jardines. La previsión es que la flota de coches y furgonetas municipales no se renueve antes de 2021, ya que es durante ese año cuando vencen los contratos de las cuatro adjudicatarias. Y nada conduce a pensar que antes de ese año se comprarán coches nuevos.

Los trabajadores municipales subrogados en las empresas adjudicatarias de los contratos integrales no comprenden por qué el Ayuntamiento que dirige José Luis Martínez-Almeida es tan estricto con los vehículos de ciudadanos particulares y no con los municipales, que son los más contaminantes.

Por ello, CSIF va a remitir una carta al regidor madrileño en la que le pedirá que exija a las empresas concesionarias que renueven cuanto antes su flota de vehículos para cumplir así con la legalidad vigente y no discriminar a los coches particulares.