CSIF pide a los representantes políticos que no estigmaticen a los menores que acuden al Centro de Hortaleza para evitar sucesos como el de esta mañana
- Tras la aparición de un paquete con un artefacto en el Centro de Hortaleza
- Los trabajadores, hartos de que se utilice este centro como arma electoralista de incitación al odio y no se solucionen sus problemas de sobreocupación
- Como en la concentración frente a la AMAS del pasado marzo, CSIF vuelve a exigir dignidad para los menores y para los trabajadores de estos recursos públicos
04 de Diciembre de 2019

En la imagen, pancartas xenófobas que aparecieron en el Centro de Hortaleza a principios del pasado mes de julio

La Unión Autonómica de Madrid de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha pedido a los representantes políticos tanto de los grupos políticos que conforman el Gobierno de la Comunidad de Madrid como a los de la oposición que se abstengan de realizar declaraciones públicas en las que se estigmatiza a los menores que acuden a recursos públicos como el Centro de Primera Acogida “Hortaleza”.

CSIF sale al paso así de la aparición de un paquete en el Centro de Hortaleza con un artefacto en su interior que ha motivado el desalojo del centro y que posteriormente ha sido desactivado por los Tedax. Sin entrar en elucubraciones sobre la procedencia del artefacto, CSIF sí que quiere aprovechar para insistir en el eslogan de la manifestación que convocó el pasado mes de marzo frente a la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS) para pedir más recursos para el “Hortaleza” y la apertura de nuevos centros que alivien su sobreocupación: “Dignidad para los menores, dignidad para los trabajadores”.

Tanto CSIF como los trabajadores observaron con perplejidad cómo el Centro de Hortaleza se convirtió en arma electoral durante la pasada campaña gracias a formaciones políticas que señalaban a todos los menores que acuden a este centro como culpables de la inseguridad del barrio, sin que en ningún momento ofrecieran soluciones a la sobreocupación permanente del “Hortaleza” y al grave déficit de personal que presenta.

Trabajadores de este centro han asegurado a CSIF que ya están cansados de que se utilice este centro de primera acogida como arma arrojadiza y que no se afronten las soluciones urgentes a la sobreocupación que sufre que, en la mayoría de los casos, es el origen de los altercados violentos que se producen en sus instalaciones. Asimismo, consideran que el centro “Vista Alegre”, que se abrirá el próximo 11 de diciembre con una capacidad de sólo 12 plazas, apenas aliviará la sobrecarga del “Hortaleza”.

Para CSIF es indispensable que los trabajadores se sientan respaldados por sus representantes políticos y por ello ha realizado concentraciones y ha dirigido escritos a la Consejería de Políticas Sociales pidiendo más recursos para este centro, que es el que más problemas de sobreocupación sufre. En concreto, el de Hortaleza duplica su capacidad de manera habitual al sobrepasar a menudo el centenar de menores en su interior, mientras que el número de educadores, vigilantes de seguridad y demás personal es el previsto para un centro con capacidad oficial de 52 personas.

Asimismo, CSIF pide responsabilidad a los partidos políticos y les exige que se abstengan de realizar declaraciones que inciten al odio y que estigmaticen a la totalidad de los menores que pasan por este centro de primera acogida, ya que los incidentes que han afectado a educadores y a vecinos del barrio han sido protagonizados por una minoría y no representan de ninguna manera a la totalidad de personas que están en este centro, según aseguran los propios trabajadores.