El 30% de la plantilla que trabaja en el Centro de Hortaleza, de baja por la alta conflictividad
- CSIF pide más recursos para este centro de primera acogida, para que no se convierta en un CIE para menores
- Lamenta la utilización política del “Hortaleza” durante la pasada campaña electoral
13 de Noviembre de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha constatado el malestar existente entre los trabajadores del Centro de Primera Acogida “Hortaleza”, que arrastra una sobreocupación de sus instalaciones de años, lo que provoca enfrentamientos entre los menores sin que la Comunidad de Madrid les dé una solución.

Mientras tanto, los trabajadores denuncian que se sienten abandonados por la Administración regional, cuya dejación de funciones está provocando que “Hortaleza”, que ha pasado de ser un centro de referencia y de recibir premios por sus proyectos educativos, salga en los medios de comunicación por sucesos relacionados con algunos de los menores del centro.

La alta conflictividad ha provocado que alrededor del 30% de la plantilla esté ahora mismo de baja médica. De ellos, al menos cinco educadores están de baja desde hace más de un año, según han informado a CSIF los propios trabajadores del centro, que aseguran que todos los educadores del mismo han estado en algún momento de baja.

Pese a las noticias aparecidas en diversos medios durante los últimos días, los trabajadores aseguran que el ambiente es ahora más tranquilo que en otras ocasiones y que los sucesos puntuales están protagonizados por una minoría. El nivel de ocupación no es tan alto como en otras épocas, pero los 90 chicos que hay de media en sus instalaciones durante los últimos días superan con creces las 52 plazas del centro.

“Todo está planificado para que no se reinserten”, asegura una de las trabajadoras del centro, que subraya que el resultado de menos trabajadores, menos recursos y más menores es el que todos conocemos: un centro desbordado, degradado y con trabajadores hastiados. “Hay resoluciones de Inspección de Trabajo que dicen que las condiciones del centro son insalubres, tanto por riesgos psicosociales como por riesgos biológicos y hace un año se conminó a la Comunidad a que presentara un plan que aliviara la carga de trabajo. No se ha hecho nada”, afirman los trabajadores, que señalan que si no dotan de más recursos a este centro se convertirá en la práctica “en un CIE de menores”.

Por otra parte, CSIF lamenta la utilización electoralista que se ha hecho desde alguna formación política del Centro de Primera Acogida “Hortaleza” durante la pasada campaña electoral, en la que se ha criminalizado sin distinción a todos los menores que están en él sin aportar soluciones reales al problema que están sufriendo los de siempre: los trabajadores.