CSIF exige al consejero de Sanidad apoyo al SUMMA 112 y recuerda que serán los tribunales los que decidirán si hubo negligencia en la atención al joven que murió de un trombo pulmonar
12 de Noviembre de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha pedido al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, un apoyo más firme a los profesionales del SUMMA 112, tras conocerse el caso del joven de 24 años de Navalcarnero que falleció a causa de un trombo pulmonar y que fue atendido telefónicamente por un médico del Servicio Coordinador de Urgencias.

La atención telefónica por parte de un médico del SUMMA ha sido llevada ante la justicia por la familia del chico, pero en algunos medios de comunicación se ha difundido la conversación entre el facultativo y la madre, lo que ha llevado a emitir juicios paralelos sobre la actuación de este médico.

Desde CSIF lamentamos enormemente la muerte de este joven, que se produjo en enero de 2018, pero instamos a esperar a que los tribunales diriman si hubo o no negligencia médica antes de hacer valoraciones a la ligera sobre si la actuación del profesional que atendió la llamada es constitutiva de delito. Serán los jueces, y nadie más, los que determinen la responsabilidad del médico o del propio centro coordinador en este suceso, como corresponde en un Estado de derecho.

No podemos consentir el tratamiento dado a este asunto en algunos ámbitos tras la emisión de la conversación telefónica en varios medios de comunicación sin distorsionar la voz, lo que facilita la identificación del médico y que conduce irremediablemente a que se hagan los siempre injustos juicios paralelos.

Desde CSIF criticamos que todos los que están juzgando alegremente la actuación de este médico no se hayan parado a pensar en la dificultad de trabajar detrás de un teléfono y tener que decidir en minutos actuaciones con el mejor análisis de la situación y no siempre contando con los medios necesarios. “Se penaliza al médico aun a sabiendas de que en nuestro trabajo difícilmente puede haber intencionalidad de hacer daño”, ha afirmado el presidente de CSIF Sanidad Madrid, Fernando Hontangas.

Por otra parte, CSIF se adhiere al escrito que han enviado al consejero de Sanidad una serie de profesionales del SUMMA 112, que advierten de la complejidad de su trabajo, ya que deben decidir “en uno o dos minutos, si los síntomas de un paciente en su contexto clínico, son sugestivos de patología vital o no”. “Desarrollamos nuestro trabajo en circunstancias penosas. Infradimensionados para la población de cerca de más de 6 millones de habitantes. Sometidos al estrés propio de nuestra labor”, añade la carta, que lleva la firma de 158 profesionales de este servicio.

En CSIF llevamos años denunciando el colapso de las urgencias extrahospitalarias que, de forma crónica por una total falta de planificación, reproduce situaciones de hace 20 años, con falta de médicos entre las jubilaciones forzosas y el estrés al que está sometido la plantilla.