CSIF advierte a la Comunidad de Madrid de que deberá negociar con los sindicatos si pretende funcionarizar al colectivo de Madrid 112
06 de Noviembre de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha recibido con sorpresa el anuncio realizado por la Comunidad de Madrid sobre el inicio de la tramitación de la nueva Ley de Protección Civil y Gestión de Emergencias, que prevé la creación de nuevo Cuerpo de Funcionarios Gestores de Emergencias.

CSIF Madrid recuerda que para funcionarizar al colectivo ya existente en Madrid 112 se debe ser respetuoso con los marcos de negociación con las organizaciones sindicales que establece el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP), ya que lo que se pretende regular es la transformación de la relación jurídica de personal laboral de la Comunidad de Madrid.

Esta futura ley, además de la creación del Cuerpo de Funcionarios Gestores de Emergencias, pretende reorganizar el Cuerpo de Bomberos y Agentes Forestales, así como la modificación del régimen disciplinario interno de los servicios de emergencias y agrupaciones de voluntarios de Protección Civil.

El Gobierno Regional olvida que ya existe normativa en la Comunidad de Madrid en materia de Bomberos, Agentes Forestales y sobre la funcionarización de personal laboral de la Comunidad de Madrid que regula las condiciones de trabajo de este personal.

Por otra parte, CSIF Madrid quiere hacer hincapié en los incumplimientos del director general de la Agencia de Emergencias, que se comprometió a no privatizar al personal del Plan de Protección Civil de Emergencia por Incendios Forestales (INFOMA) y a modificar y reglamentar la Ley del Cuerpo de Agentes Forestales. Asimismo, no aplica el actual Acuerdo de Jornada y Horarios del Cuerpo de Bomberos.

Por ello, desde CSIF exigimos al Gobierno Regional a dejar a un lado la “ley del rodillo” y retomar el diálogo con las organizaciones sindicales en cuestiones trascendentales para los empleados públicos.