CSIF reclama a Pedro Sánchez que garantice la subida de 2020
- CSIF convoca mañana su primera protesta laboral, día en que se disuelven las Cortes Generales
- Los sindicatos de la Función Pública envían una carta a Pedro Sánchez lamentando el bloqueo institucional
19 de Septiembre de 2019
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, lamentó hoy el bloqueo político como consecuencia de la falta de acuerdo para la investidura. Esta situación paraliza el normal funcionamiento de la Administración y supone una merma en la calidad de los servicios públicos por la falta de inversión.
CSIF, junto a UGT y a CC.OO, han remitido hoy mismo una carta al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en la que le trasladan su preocupación por el bloqueo institucional, “que está provocando una parálisis con graves consecuencias en el desarrollo de las políticas públicas que, entre otras cosas, han de actuar en estos momentos como dique de contención” para frenar una posible desaceleración económica.
Y es que nos encontramos en una situación absolutamente anómala como consecuencia de la repetición de elecciones, ya que comenzaríamos previsiblemente el año 2020 con unas cuentas aprobadas en 2018 y los primeros signos de una desaceleración económica.
Esta situación afectará no solo a las retribuciones de los empleos públicos (que deberán estar pendientes de un nuevo Real Decreto del gobierno en funciones), sino también a la financiación de las comunidades autónomas en ámbitos fundamentales de nuestro Estado del Bienestar y de Derecho como son la educación, la sanidad, los servicios sociales, o la Justicia, por no hablar de la parálisis legislativa.
Esta parálisis también afecta a inversiones en obrase infraestructuras dependientes del Ministerio de Fomento y en muchos rincones de España. Además, en los ministerios, todo los responsables están en funciones por lo que no se adoptan decisiones de calado, o bien se demoran las actuaciones con consultas a la Abogacía del Estado.
En materia de recursos humanos, las plantillas de las administraciones públicas todavía arrastran un déficit de más de 100.000 empleos respecto a 2011, cuando comenzaron los recortes; y las ofertas de estabilización de empleo público llevan un retraso considerable con cerca de 300.000 plazas pendientes de sacar a concurso. De hecho la temporalidad en las administraciones supera ya a la del sector privado.
Las urnas han determinado que no hay mayoría absoluta y que por tanto los partidos políticos se tienen que poner de acuerdo. Sin embargo, CSIF lamenta que se están primando más los intereses partidarios y la estrategia de algunos líderes políticos frente a los intereses generales de todos los españoles.
Desde CSIF vamos a actuar con responsabilidad, como corresponde al papel que nos otorga la sociedad a los sindicatos y desde nuestro ámbito vamos a intensificar la interlocución y nuestra acción sindical en defensa de las reivindicaciones de las personas trabajadoras.
De hecho, el día 24 –coincidiendo previsiblemente con la publicación en el BOE del Real Decreto para la disolución de las Cortes Generales—CSIF ha convocado junto a otras organizaciones protestas del personal de Prisiones por la subida de retribuciones, el refuerzo de plantillas y la regulación del agente de autoridad ante la situaciones de violencia que se viven a diario en nuestras cárceles.