CSIF pide el cierre temporal del módulo 8 de la prisión de Valdemoro para fumigarlo y erradicar una posible plaga de chinches
08 de Julio de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha pedido junto al resto de sindicatos en el Centro Penitenciario Madrid III Valdemoro el cierre temporal del módulo 8 de esta prisión ante las evidencias de la existencia de una plaga de chinches en las oficinas que ha afectado a varios trabajadores.

En un escrito dirigido al director de esta prisión, CSIF y el resto de sindicatos piden que se comunique inmediatamente al comité de prevención de riesgos laborales el hecho de que varios funcionarios del centro han sufrido en los últimos días picaduras de insecto de diversa consideración, con el fin de que se pronuncie sobre si debe continuar la actividad laboral en el módulo 8 o si, por el contrario, tiene que ser suspendida por grave riesgo para la salud de los trabajadores.

Solicitan que intervenga la empresa contratada de vigilancia de la salud y se examine a todos los trabajadores que han pasado por los módulos 8 y 9, así como que se reconozca como riesgo en el trabajo la picadura por chinche y se ayude económicamente a aquellos funcionarios que han tenido que fumigar sus casas.

El escrito concluye pidiendo el cierre temporal del módulo 8 “para poder tapar todos los huecos donde se esconden las larvas y fumigar todo el módulo”, dado que llevan “muchos años” fumigando celdas sin que se haya conseguido erradicar la plaga de chinches.

El pasado 6 de julio, una empleada de este centro penitenciario que había trabajado en el módulo 8 el domingo día 30 de junio comunicó a los sindicatos que tenía picaduras de insecto en un brazo y en la espalda.

Después de esto, los sindicatos se pusieron en contacto con todos los compañeros que han trabajado en el módulo 8 en las últimas semanas y encontraron varios afectados por picaduras, con casos como el de un compañero que tuvo que fumigar su propia casa al encontrar chinches en ella; u otro trabajador que tras hacer noche en el módulo 9 tuvo que ser atendido en los servicios de urgencias por una picadura de un insecto que se le infectó.