CSIF logra varias sentencias que obligan a una empresa de seguridad de Metro a pagar excesos de jornada a sus trabajadores
04 de Junio de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha conseguido que cuatro sentencias de juzgados de lo social de Madrid le den la razón y obligue al pago de los excesos de jornada a cuatro empleados de seguridad de Metro que en 2017 y 2018 trabajaban para la empresa Seguridad Integral Canaria, en la actualidad en concurso de acreedores, y cuyos empleados han sido asumidos por Trablisa.

Los excesos de jornada son habituales entre los vigilantes de seguridad de Metro de Madrid, según señalan los propios vigilantes a CSIF, por cuestiones relacionadas con su trabajo y en otras ocasiones obligados por la propia empresa. Sin embargo, fue en el año 2017 cuando estas horas extraordinarias no fueron retribuidas, como tampoco diversos pluses que tienen los vigilantes de Metro con una cierta antigüedad.

Varios vigilantes de seguridad de la empresa Seguridad Integral Canaria, que prestaban sus servicios en la línea 3 de Metro, acudieron a CSIF para pedir ayuda con el objeto de percibir los honorarios de las horas extraordinarias y de los pluses que no habían sido cobrados.

Los servicios jurídicos de CSIF presentaron sendas demandas contra la citada empresa en los juzgados de lo social de la capital. Tras los diferentes actos de conciliación programados, a los que no se presentaron ni la empresa, ni el administrador concursal, ni el Fogasa, los juzgados de lo social 5, 9, 12 y 14 de Madrid dictaron sentencias en las que obligan a la empresa a abonar a los trabajadores demandantes cantidades que van desde los 4.585 euros a los 10.402 euros.