El Ayuntamiento de Madrid cubre el puesto de una delegada de CSIF en la Agencia para el Empleo con 15 años de antigüedad en contra de un Acuerdo del Pleno
- El Pleno del Ayuntamiento, con los votos de PP, PSOE y C’s, instó el pasado 27 de marzo a revocar la provisión de este puesto por el procedimiento de libre designación
- CSIF entiende que es una persecución sindical y dirige un escrito a la alcaldesa antes de iniciar la vía judicial
08 de Mayo de 2019

La Agencia para el Empleo del Ayuntamiento de Madrid va a cubrir a dedo un puesto que ha estado ocupado desde el año 2003 por una trabajadora —delegada de CSIF en este organismo autónomo— con un contrato de interinidad, la cual se verá en la calle una vez se ocupe esta plaza por el procedimiento de libre designación.

De esta forma, el Consistorio que dirige Manuela Carmena ha hecho oídos sordos a la resolución del Pleno del Ayuntamiento del pasado 27 de marzo que, haciéndose eco de la denuncia de CSIF una semana antes, acordó con los votos de PP, PSOE y Ciudadanos (por iniciativa de este último) instar al área de Gobierno de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, así como a la Gerencia de la Ciudad, a revocar la Resolución del 11 de marzo pasado del gerente de la Agencia para el Empleo por el que se convocaban puestos de trabajo para su provisión por el procedimiento de libre designación.

Pese a este acuerdo del Pleno, el Ayuntamiento ha continuado con sus planes en vísperas de la campaña electoral, por lo que CSIF Madrid ha dirigido un escrito a la alcaldesa previo a posibles acciones judiciales ante lo que consideramos una persecución sindical contra nuestra delegada. En la carta, el presidente del sector de Administración Local de CSIF Madrid, Víctor Martínez, recuerda las intervenciones de los tres grupos de la oposición en el citado Pleno del Ayuntamiento y el resultado de la votación: 37 votos a favor (PP, 21; PSOE, 9; C’s, 7) por 19 en contra de los concejales de Ahora Madrid.

Sin embargo, el Ayuntamiento ha publicado con fecha de 7 de mayo en el BOAM la resolución de la convocatoria del puesto de trabajo que actualmente ocupa la delegada de CSIF, no teniendo en cuenta por tanto el Acuerdo del Pleno Municipal que instaba a la revocación de dicha convocatoria por libre designación. Es de suponer que el cese de la trabajadora se producirá en los próximos días, pese a toda la oposición sindical (CSIF se manifestó en las puertas del Ayuntamiento el mismo 27 de marzo) y política.

En sus intervenciones en el Pleno, los tres grupos dieron la razón a CSIF en su denuncia con los siguientes argumentos: “Los trabajadores no pueden pagar las irregularidades y defectos del funcionamiento de la Administración, sacar de manera apresurada hasta con corrección de errores una plaza que lleva cubierta de manera interina casi catorce años, ocupada por una delegada sindical y sujeta a consolidación, constituye una inoportunidad política además de una posible desviación de poder” (C’s).

“[dirigiéndose a Barbero] ¿Qué le ha llevado a convocar esta plaza de forma urgente después de tener gran parte de la plantilla municipal sin adscripción? Yo se lo digo: su carácter sectario de hacer política, de depurar responsabilidades sindicales, ya que el CSIF ha sido uno de los sindicatos que más se han enfrentado con su forma de gobernar (…)” (PP). “Lo que se ha venido a hacer ahora, desde nuestra opinión, es consolidar algo que tenemos que denunciar, que es la persecución a una dirigente sindical y que de ninguna manera puede contar no solo con nuestra aprobación sino tampoco con nuestro silencio (…)” (PSOE).

Se da la circunstancia de que antes de la convocatoria de la plaza, CSIF había recusado al subdirector general de Recursos Humanos y al subdirector general de Políticas Activas de Empleo de la Agencia de Empleo, José María Meneses y Miguel Alemany, por haber sido nombrados presidente titular y vocal titular, respectivamente, del tribunal calificador para proveer cinco plazas de técnico de empleo del Ayuntamiento de Madrid.

La recusación presentada estaba fundamentada en la relación de amistad y laboral de estos dos directivos de la Agencia de Empleo con las personas que aspiran a las plazas que el tribunal, del que formarán parte, va a calificar.

Tras presentar el escrito de recusación a través de los servicios jurídicos de CSIF, la dirección de este organismo autónomo inició de manera sorpresiva el proceso selectivo para cubrir la plaza que ocupaba esta trabajadora por el procedimiento de libre designación. Proceso motivado, según palabras del propio José María Meneses, por “pérdida de confianza”.

CSIF, además de recurrir la resolución por la que se convoca la plaza que ocupaba de manera interina esta trabajadora, estudia interponer una denuncia penal por prevaricación, ya que entendemos que la resolución es manifiestamente injusta al existir un procedimiento abierto en el Ayuntamiento para estabilizar, entre otras, esta plaza. Además, entendemos que estamos ante un atentado contra la libertad sindical y ante una venganza contra la representante sindical más activa en la Agencia para el Empleo.