CSIF vota no al Acuerdo de Estabilización de empleo del Ayuntamiento de Madrid por entender que es un ERE encubierto que puede conllevar despidos masivos
- CSIF aclara en una carta a la alcaldesa que está de acuerdo con que se desarrollen los procesos para terminar con la precariedad laboral, “pero no a cualquier precio”
- La propuesta cercena con todas sus consecuencias el derecho a la carrera profesional de los funcionarios de carrera
12 de Septiembre de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha votado no a la Propuesta de Acuerdo de la Mesa de Empleo sobre Criterios a aplicar en el Proceso de Estabilización y Consolidación de Empleo en el Ayuntamiento de Madrid, aprobada ayer, 11 de septiembre, con los votos favorables de CCOO, UGT y CITAM. El no rotundo de CSIF a este acuerdo se basa en que considera que estamos ante un ERE encubierto que puede terminar en despidos masivos.

CSIF ha remitido hoy mismo un escrito a la alcaldesa, Manuela Carmena, en el que deja claro que está de acuerdo en que se desarrollen los procesos para terminar con la precariedad laboral, pero “no a cualquier precio”. “No podemos adherirnos a un proceso impuesto desde el principio en todos sus términos y en el que el derecho a la negociación colectiva ha brillado por su ausencia, al venir impuesto el modelo de convocatoria única”, señala la misiva.

“Entendemos que la propuesta aprobada en el día de ayer no solo pone en riesgo el futuro laboral del personal en situación precaria (personal laboral e interino) de este Ayuntamiento de Madrid, si no que cercena con todas sus consecuencias el derecho a la carrera profesional de los funcionarios de carrera”, afirma la misiva de la sección sindical de CSIF en el Ayuntamiento de Madrid y sus organismos autónomos.

CSIF no comparte unos criterios que considera “leoninos” plasmados en un “proceso oscurantista elaborado al dictado de intereses particulares y partidistas” que quebranta “todos los principios de independencia y objetividad”. Por ejemplo, el acuerdo prima la pertenencia a otras administraciones públicas por encima de la antigüedad, el grado y la experiencia en el Ayuntamiento de Madrid y sus organismos autónomos.

Finalmente, este sindicato cree que la precipitación con la que se pretende desarrollar este proceso no garantiza “ni la eficacia ni la transparencia debida en un asunto tan delicado como el empleo”. Por ello, CSIF pide a Carmena que paralice este Acuerdo en la Junta de Gobierno que preside y que sea devuelto a la Mesa General de Empleados Públicos para la redacción de un texto “verdaderamente garantista para todos”, evitando así “las graves consecuencias que tendrían como resultado su aplicación”.