La Policía y el resto de empleados públicos del Ayuntamiento de Galapagar se vuelven a concentrar por un convenio justo
24 de Mayo de 2018
CSIF concentracion Galapagar

Los empleados públicos del Ayuntamiento de Galapagar, con presencia destacada de su Policía Local, se concentraron de nuevo este viernes, 25 de mayo, de 10 a 12 horas, en la Plaza del presidente Adolfo Suárez de la localidad por la firma de un nuevo convenio y para reivindicar los derechos laborales de los trabajadores municipales. Fue la quinta manifestación de empleados públicos de Galapagar por esta reivindicación.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y uno de los convocantes de esta concentración, considera que el equipo de gobierno no negocia mejoras, como sucede en el resto de ayuntamientos de la Comunidad de Madrid una vez superada la crisis, sino recortes.

Entre los empleados públicos de este ayuntamiento que más los están sufriendo se encuentran sus policías locales, que critican el talante poco conciliador del concejal de seguridad. La situación ha llegado a tal punto que el pasado mes de febrero más de la mitad de la plantilla pidió el traslado a otras localidades de la Comunidad.

Los policías de Galapagar denuncian que en los últimos ocho años han mejorado exclusivamente las condiciones del oficial y el suboficial, llegando a cobrar el primero más que cualquier otro trabajador del ayuntamiento. Asimismo, ponen de relieve que en los últimos años ha descendido la plantilla en unos 20 agentes, muchos de los cuales se han ido a otros destinos por las malas condiciones laborales de esta Policía Local.

Los agentes señalan que su intención es la de mantener una relación “buena y dialogada” con los responsables municipales pero que la situación actual, tras numerosos desplantes, es “insufrible”. Los policías han solicitado reiteradamente sentarse a negociar diversos puntos, como una equiparación de derechos con el resto de trabajadores municipales de Galapagar, o un cuadrante con todas las horas, ya que “la Policía está disponible 365 días al año”, pero “el agente, no”.

Asimismo, demandan que se respete el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP); que se compense la nocturnidad, la festividad y la turnicidad; tener los mismos derechos que cualquier otro trabajador en lo referente a bajas laborales y que se equipare su salario con el del resto de Policías Municipales de Madrid.