Más de la mitad de la plantilla policial de Galapagar solicita el traslado a otras localidades por las malas condiciones laborales
21 de Febrero de 2018

Una treintena de policías locales de Galapagar ha dirigido sendos escritos a la Jefatura de la Policía Local de este municipio solicitando el traslado a otras localidades, tanto de la Comunidad de Madrid como de otras autonomías, por las malas condiciones laborales que les ofrece este ayuntamiento, según ha constatado la sección sindical de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en el consistorio.

Los empleados públicos de este ayuntamiento, con sus agentes de Policía al frente, se han manifestado ya en tres ocasiones en los últimos dos meses como protesta a la negativa del consistorio a sentarse a negociar un nuevo convenio y la mejora de las condiciones de estos trabajadores. Pese a estas presiones, el equipo de gobierno continúa sin dar una respuesta y el conflicto se ha agravado en las últimas semanas, hasta el punto de que casi la mitad de policías —de una plantilla de 51, incluidos los mandos— ha pedido el traslado en comisión de servicio a otras localidades.

En uno de los escritos, a los que ha tenido acceso CSIF, un agente solicita autorización para prestar servicio, de forma temporal, en otros municipios de dentro y fuera de la Comunidad de Madrid en los que está previsto que haya vacantes, algunas de larga duración. El motivo de dicha petición es “la falta de seguridad jurídica y resto de condiciones laborales” que tienen los funcionarios de este ayuntamiento. “(…) y teniendo que atender mis necesidades personales y familiares, estoy interesado en prestar mis servicios en otra localidad”, continúa el escrito

La sección sindical de CSIF en el Ayuntamiento de Galapagar considera que el equipo de gobierno no negocia mejoras, como sucede en el resto de ayuntamientos de la Comunidad de Madrid una vez superada la crisis, sino recortes. Los policías locales señalan que su intención es la de mantener una relación “buena y dialogada” pero que la situación actual, tras numerosos desplantes, es “insufrible”.

Los policías han solicitado reiteradamente sentarse a negociar diversos puntos, como una equiparación de derechos con el resto de trabajadores municipales de Galapagar, o un cuadrante con todas las horas, ya que “la Policía está disponible 365 días al año”, pero “el agente, no”. Los agentes demandan que se respete el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP); que se compense la nocturnidad, la festividad y la turnicidad; tener los mismos derechos que cualquier otro trabajador en lo referente a bajas laborales y que se equipare su salario con el del resto de Policías Municipales de Madrid.

Asimismo, denuncian que en los últimos ocho años han mejorado exclusivamente las condiciones del oficial y el suboficial, llegando a cobrar el primero más que cualquier otro trabajador del ayuntamiento. Asimismo, ponen de relieve que en los últimos años ha descendido la plantilla en unos 16 agentes, muchos de los cuales ya se han ido a otros destinos por las malas condiciones laborales de esta Policía Local. Ahora, con las nuevas peticiones de comisiones de servicio, la salida de policías podría ser aún mayor.