Una profesora de Secundaria gana el II Concurso de Microrrelatos de CSIF Madrid
11 de Diciembre de 2017

Ruth Patricia Martín Pajares, profesora de Secundaria de Madrid, ha sido la ganadora de la segunda edición del Concurso de Microrrelatos de la Unión Autonómica de Madrid de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), con su relato “Breakfast time”. Esta docente se ha impuesto en un certamen que se puede calificar de éxito, ya que se han recibido 167 creaciones literarias, superando en casi 40 participantes la primera edición, celebrada en 2016.

El jurado, formado por Antonio Moreno Gómez, Carolina Ruiz Alonso y Javier Pérez Castilla, ha valorado la calidad literaria del relato de Martín Pajares, su sencillez, originalidad y el acierto en la inserción de los dos términos clave obligatorios (“trabajador/a” y “desayuno”). El premio de esta segunda edición, una cafetera Nespresso Inissia Krups XN 1001 y una tostadora Bomann TA 1567, es para ella.

La ganadora, Ruth Patricia Martín Pajares, es profesora de Secundaria interina y actualmente vive en Aberdeen (Escocia). Su último destino fue en el IES Villaverde como profesora de FP de Intervención Sociocomunitaria y fueron sus compañeros en este centro los que le avisaron de la existencia del concurso. Asegura que el relato se le ocurrió de casualidad y sin pensarlo demasiado, “porque diez líneas no dan para mucho”.

“Ha sido el primer relato que he hecho en español e inglés. Se me ocurrió en clase de inglés y, como gustó, me decidí a presentarlo al concurso traducido al castellano”, señala esta docente, a la que le gusta mucho escribir pero que todavía no ha publicado nada. “Aunque puede que con este premio me anime a intentarlo”, añade Martín Pajares, que tiene pensado presentarse en 2018 a las oposiciones de Educación en Madrid.

Los otros dos relatos finalistas han sido “Fundido en negro”, de María Dolores Sánchez Riutord, trabajadora del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), y “Carretera perdida”, de Salvador Martín de la Torre, trabajador del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

CSIF Madrid quiere expresar su más sincero agradecimiento a los 167 concursantes de esta segunda edición, en su mayoría empleados públicos, que han enviado sus microrrelatos para participar en este certamen.

A continuación os ofrecemos el relato ganador y los otros dos finalistas:

.

  • Ganador

BREAKFAST TIME

Como cada mañana, se sentía estresada ya desde el momento del desayuno. Cual afanada trabajadora, no podía parar de pensar, dando vueltas y vueltas, golpeándose una y otra vez contra un muro transparente.

Honestamente, lo único que deseaba era salir huyendo de aquella habitación. Sentir el aire fresco en su cara y la libertad a su alrededor.

Cansada, se detuvo por un momento. Fueron unos segundos que le parecieron eternos. De repente, alguien abrió una ventana. ¡Era su oportunidad! Y no lo pensó dos veces. Batiendo sus alas echó a volar y, rápidamente, la mosca desapareció entre la niebla del jardín.

Ruth Patricia Martín Pajares, profesora de Secundaria. Madrid

.

  • 1er finalista

FUNDIDO EN NEGRO

Entro atropelladamente sin fijarme en nada ni en nadie. En una mano los papeles para el interventor, en la otra la taza de un desayuno a medio tomar. - ¡Buenos días! Sin posibilidad de respuesta, el mazazo de un frenazo en seco me dobla las piernas. Habitáculo de cuatro por cuatro, fundido en negro y silencio. Por un momento no sé dónde estoy. Su voz me devuelve a la realidad, aunque no logro recordar su cara. Hiperventilo. - No se preocupe. Soy un trabajador de la empresa de ascensores. ¿Se encuentra bien? Agudo pinchazo en la sien derecha, claustrofobia, nictofobia. Suena la alarma y yo me deslizo hasta el suelo, arrinconada y encogida. Sólo puedo esperar mientras me aferro angustiada a la respiración de un desconocido.

María Dolores Sánchez Riutord, CIS. Madrid.

.

  • 2º finalista

CARRETERA PERDIDA

Corría el coche y el reloj ya apuntaba la hora del desayuno. Había que buscar un hueco, un restaurante con gasolinera en esa carretera perdida. Reponer comida para mí y para el coche. En el páramo y a lo lejos, un cartel anuncia café y combustible. Nunca había pasado por allí, ni conocía a nadie, ni nadie me conocía. Un despiste en algún lugar de mi ruta me arrojó en medio de aquella quietud. Aparco entre otros vehículos. Dentro están sus conductores, otros trabajadores y otros clientes. Todos parecen habituales y silenciosos, abrochados a sus tazas. Me siento junto a la barra y suena el teléfono del bar. Hay un atronador silencio. El camarero lo descuelga y tras unos segundos gira su cabeza lentamente, me mira, se dirige hacia mí, y me dice: “es para usted”.

Salvador Martín de la Torre, Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. Madrid.

.