Los empleados públicos empiezan a recibir la subida del 1 por ciento, tras meses de retraso
La subida y los retrasos desde enero se hacen efectivos de manera desigual en el conjunto del Estado
31 de Julio de 2017

Los empleados públicos empezaron a recibir desde este viernes, 28 de julio, después de meses de retraso, la subida del 1 por ciento que estableció el Ejecutivo en los Presupuestos Generales del Estado de 2017, si bien, la revisión de las nóminas y el pago de los retrasos, lamentablemente, será desigual en el conjunto del Estado, como ha podido comprobar la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF).

Esta subida supone en torno a los 18 euros mensuales y 126 euros en atrasos en un sueldo medio de la administración, una subida por tanto muy insuficiente, como ya denunciamos en su día, teniendo en cuenta los sacrificios realizados por el colectivo de empleados públicos durante estos años de crisis.

Las plantillas de la Administración General del Estado serán las primeras en ponerse al día. Uno de los departamentos ‘afortunados’ ha sido el Ministerio de Hacienda, donde se ha preparado una nómina con la actualización del salario y el pago de los retrasos correspondientes a los últimos 7 meses.

Por comunidades autónomas, la actualización también es desigual, quedándose fuera algunas como Extremadura o los docentes de Castilla y León, que lo harán en agosto. En las empresas públicas, por su parte, de momento, solo hay confirmación de esta actualización en Correos y en el personal funcionario.

El Ministerio de Hacienda ha dictado una resolución por la que se dictan las instrucciones para que se realice el pago, “salvo que la habilitación responsable no disponga de la totalidad de los elementos formales necesarios o en otros supuestos en que por motivos técnicos no resulte posible, en cuyo caso se abonarán en la primera nómina en que sea posible”.

El Ministerio también ha dictado instrucciones para liquidar estas cantidades en los casos del personal que haya cambiado de destino.

Mientras tanto, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios ha entablado ya conversaciones con el Ministerio de Hacienda con el fin de alcanzar un acuerdo que permita recuperar, de manera progresiva, la estructura salarial previa a 2010 (cuando se produjo la bajada generalizada de retribuciones). El objetivo sería alcanzar una cláusula de revisión salarial automática anual.