La Comunidad estudia la adopción de un modelo de colaboración con las mutuas para la gestión de contingencias comunes de empleados públicos
14 de Febrero de 2014

La directora general de Función Pública de la Comunidad de Madrid, Concepción Guerra, anunció durante la celebración de la jornada “La Gestión de la Asistencia Sanitaria por Contingencia Común” que el Gobierno regional está estudiando varias alternativas para mejorar la atención de los empleados públicos afectados por contingencias comunes, entre las que se encuentra un modelo de gestión conjunto entre el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) y las mutuas de accidentes de trabajo.

También añadió que de momento no hay una decisión tomada, indicando que, de llevarse a cabo, sería una "mejora para los empleados públicos". Y admitió el perjuicio sufrido por los trabajadores que disfrutaron de la colaboradora UPAM al verse obligado el Gobierno a prescindir de ella "por cuestiones presupuestarias". "Si en el futuro podemos, volveremos a la colaboradora", añadió esta dirigente regional y explicó también que el nuevo modelo no supondría costes adicionales, al tiempo que rebajaría el tiempo de recuperación de los trabajadores.

CSI-F valora este cambio, si es que finalmente llega a producirse, ya que supondría un paso adelante después de que los empleados públicos de la región se quedaran sin la asistencia de la Unidad de Prestaciones Asistenciales Médicas (UPAM).

CSI-F no obstante, estudiará a fondo esta alternativa presentada hoy por la Administración y permanecerá vigilante para que efectivamente mejore las condiciones laborales de los empleados públicos y no esconda otras intenciones.