EL MINISTERIO DE JUSTICIA RECONSIDERA SU POSICIÓN RESPECTO AL FUTURO DEL REGISTRO CIVIL Y ESTUDIA LA PROPUESTA DE CSI•F
22 de Octubre de 2013

CSI·F siempre ha defendido el mantenimiento del Registro Civil
público, servido por funcionarios de Justicia.

Desde un principio, CSIF propuso al Ministerio que,
desjudicializar el Registro Civil, no debía suponer la salida del
mismo de los miles de funcionarios especializados en la
tramitación de asuntos en estas oficinas. Desperdiciar este
capital humano, y más en tiempos de crisis, era casi tan grave
como la privatización encubierta del servicio que se pretendía con
su entrega a los Registradores de la propiedad.
En esa línea de trabajo, hace unos meses CSI·F remitió una
propuesta alternativa al Ministerio de Justicia, de lo que se os
ha informado puntualmente, que recogía las líneas generales de lo
que debe ser el Registro Civil del futuro servido por funcionarios de
justicia. Dicha propuesta ha sido defendida y explicada por esta
organización sindical a los distintos responsables del Ministerio.
Recientemente según la información que hemos podido recabar el
Ministerio estaría reconsiderando el proyecto inicial y estudiando seriamente, como viable, la
propuesta remitida por CSI·F.
Una vez se consiga mantener el Registro Civil como servicio público dependiente del Ministerio
de Justicia y como centro de destino de los funcionarios de los Cuerpos nacionales al
servicio de la Administración de Justicia, CSI·F va a seguir defendiendo su proyecto, que pasa
por la modernización de la organización del Registro civil que permita el desarrollo profesional de
los funcionarios de Justicia y potenciando las funciones de Registro civil en los Juzgados y
Agrupaciones de Paz servidas por funcionarios de Justicia.
En la consecución de estos objetivos, como en otras propuestas que hemos remitido al Ministerio,
demarcación y planta, actos de comunicación, NOJ, Tribunales de Instancia etc., CSI·F va a
seguir en la movilización, porque no se puede bajar la guardia, pero no por ello, vamos a
renunciar a, aportar propuestas y alternativas en el convencimiento de que la modernización de
la Administración de Justicia debe ser el resultado de un proceso de negociación, en el que
participen todos los que hacen posible que se abran los juzgados y servicios todos los días.

LOS FUNCIONARIOS DE JUSTICIA RECLAMAN VOZ Y
VOTO EN LA REFORMA JUDICIAL
CSI·F NO SE RINDE