Los sindicatos europeos independientes se unen contra las políticas de recorte en la UE
06 de Junio de 2013

Defienden la aportación del sector público en la creación de empleo

La Confederación Europea de Sindicatos Independientes (CESI), organización que representa a cinco millones de trabajadores europeos en toda la Unión Europea hará frente común ante eventuales nuevos recortes en el sector público impuestos por las instituciones europeas, especialmente a los países del sur como España y Portugal.

La Comisión Europea ha recomendado a España impulsar la reforma de la administración local y elaborar en octubre de 2013, a más tardar, un plan de aumento de la eficiencia de toda la administración pública y reducir costes. También recomendó rebaja de costes, de manera específica, en el sector sanitario.

Los sindicatos independientes, tanto del sector público como privado de España y Portugal (CSI-F, ANPE, FASGA, USI y ANP), reunidos hoy en Madrid, quisieron expresar un mensaje de unidad de los países del sur, ante el temor de que los planes de Bruselas se traduzcan en nuevos recortes y despidos. En este sentido, están llevando a cabo reuniones al más alto nivel con los respectivos gobiernos e instancias europeas, de cara al Consejo de Europeo que se celebrará a finales de este mes.

La CESI cree que este Consejo se abre una nueva oportunidad para que los jefes de Estado y de Gobierno establezcan un cambio de rumbo respecto a las políticas de austeridad por sus efectos dañinos que han provocado en el crecimiento y el empleo, especialmente en los países del sur.

En el caso concreto de España, CESI considera que los criterios de eficiencia son compatibles con el mantenimiento y creación de nuevos puestos de trabajo en el sector público, especialmente de empleo joven, en el marco de la futura reforma de las Administraciones Públicas que emprenderá el Gobierno

Según datos oficiales, los empleados públicos menores de 30 años representan apenas el 7 por ciento del total. En el último año y medio se han amortizado más de 300.000 plazas por la no cobertura de jubilaciones y la extinción de contratos de personal interino. De continuar la tendencia, la administración no será sostenible, se vería abocada a la privatización y la calidad de los servicios públicos se vería seriamente afectada.

En este sentido, la CSI-F reclama un plan urgente de recursos humanos para garantizar la viabilidad del sector público, planificando y reforzando las plantillas donde sea necesario, con criterios de buena administración, calidad, eficiencia y desde luego, estableciendo la valoración del desempeño (productividad).


Los empleados públicos han cubierto su cuota con los recortes

Por su parte, CSI-F, sindicato más representativo en las administraciones públicas, advierte de que los empleados públicos españoles ya han cubierto el cupo de recortes y su cuota de responsabilidad en la crisis económica y por tanto no aceptará nuevos recortes por la puerta de atrás y eventuales despidos, tanto en la Reforma Local como en las Reforma de las Administraciones Públicas.

En este sentido, ha reclamado al Gobierno, la convocatoria urgente de las mesas de negociación en el sector público, a todos los niveles del Estado, para abordar las reformas y evitar la indefensión de los trabajadores, ante la eventual modificación unilateral de sus condiciones de trabajo.

CSI-F también se ha dirigido al Ministerio de Hacienda y Administraciones para negociar la devolución de la paga extra del pasado mes de diciembre tras los recientes pronunciamientos judiciales y confía en que en próximas fechas se producirá una reunión para abordar esta cuestión.


- Romain Wolff, presidente de la Confederación Europea de Sindicatos Independientes (CESI).

- Klaus Heeger, secretario general de CESI.

- Afonso Pires, presidente de la Unión de Sindicatos Independientes (USI).

- Miguel Borra, presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F).

- Nicolás Fernández, presidente de la Asociación Nacional de Profesionales de la Enseñanza (ANPE).

Ver Galería